Atras


LAS OREJAS DAN CONTRATOS… VÍCTOR MORA FIRMADO PARA LEÓN, GUANAJUATO, EN DICIEMBRE Y ENERO.
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor
Fotografía del Autor
Fecha:

Después de una semana de andarín y de turista por las ganaderías de Tlaxcala y otros lugares cercanos a la ciudad de México, aterrizamos en santa paz, y ya por fin, en Aguascalientes. Antes de continuar, debo de agradecer a Marco Antonio González, mandamás de "Piedras Negras", al matador Miguel Villanueva, al matador, José Luís Angelino y toda su familia, a Hugo Díaz Carlín y a Javier Barcenas por su hospitalidad, a mis nuevos amigos, a los matadores españoles, Raúl Gracia, "El Tato", a Julio Benítez, "El Cordobés", hijo del famoso "mechudo" de Palma del Río, y desde luego y por supuesto que a todos los Rosas-Quiroz-García… Planeamos nuestro regreso saliendo de la capital nacional con toda la intención de estar presentes en la cuarta corrida de la temporada grande y ver la actuación de Juan Antonio Adame, "La Bala", de Fermín Rivera y del local Víctor Mora con toros de "Malpaso", que a decir verdad, y desde mi óptica, dejaron mucho que desear en cuanto a bravura. Cierto que al primero de la tarde se le dio arrastre lento, pero eso no nos da la real idea de lo dura que fue la corrida en términos generales. Vayamos por partes. En primer lugar esto está de la patada, las entradas son lastimeras, de dar vergüenza, indignas por donde se les vea, un fiel reflejo de que las cosas están de la patada, y "las de la patadas" están a toda madre y en ellas "no están de la patada", fue ver en una de las lumbreras o palcos del coso más grande del mundo, un televisor encendido y desde el mismo, seguir el resultado del partido futbolero que en esos momentos se disputaba a tan solo unos cuantos kilómetros de distancia. Tres o cuatro, no más. Distancia muy corta para la envergadura del territorio ocupado por la mancha urbana del Distrito Federal, pero con millones y millones de diferencia en como se deben de manejar los negocios para que les dejen dinero y se acrecienten los "bisnes" como debe de ser. En el fút un lleno, en la México tres mil personas… La entrada para el asistente es lo de menos. Es como ir al velorio "del amigo de un amigo que es vecino… de un amigo", lo que duele es cuando vamos al de un familiar, ahí si esta cabron y el domingo nos dio dolor ver esa soledad que "huele" a panteón, fuimos al velatorio de la fiesta que tanto queremos… ver rebosante de salud… Salvó "el velorio" la actitud de un Víctor Mora muy decidido, muy entregado, mostrándonos que "ya le cayo el veinte" que para ser torero, primero se tiene que sentir torero, que el camino pasado quede en el pasado, que si continua así, el camino nuevo le llevara a carteles importantes que dan categoría y dinero y de verdad que se lo deseamos, su camino nuevo, o su panorama futuro le deparara muy buenas cosas… Las orejas fueron lo de menos, la salida en hombros es solo un dato para las estadísticas, la actitud es la que quedara, la que perdurara, la que, como lo decía, le puede llevar a un sitio envidiable… La tarde estuvo a un paso de ser funesta, Fermín Rivera se salvo del percance grave, literal y afortunadamente le salvo y cubrió un manto Divino, pues al ser arrollado y caer al piso, vimos como el de "Malpaso" apunto el asta a la cara del potosino y al arrastrarlo por largo trecho, nos dejo pensando al ver que quedaba inerte, que la tragedia había llegado al ruedo de la "Monumental". Conocimos al salir del coso que venturosamente no pasó a mayores y solo quedara unas cuantas horas en observación médica para asegurar la salud del sobrino del "Curro". Por su parte, Juan Antonio Adame se vio aseado en su quehacer, muy bien con la espada, con cierto sitio, pero sin la garra mostrada por Víctor Mora, le falta transmisión… El plantón de aquellos que se quedaron en casa esperando ver la trasmisión televisiva de la corrida, fue eso, uno más de tantos retrasos por parte de la empresa para con los aficionados. Al salir de la plaza se confirmo que las orejas bien ganadas dan contratos, tan lo es así que el doce de diciembre y la feria de enero en León de los Aldamas, Guanajuato, programaran a Víctor Mora… Pocos minutos antes del sorteo se conoció la mala noticia del fallecimiento de la señora Maria Elena Ibarra de Medina, esposa del arquitecto y ganadero, Jorge Medina Rodríguez. Para toda su familia un fuerte abrazo, para Jorge padre, para Jorge hijo, para las hermanas de Maria Elena, Rosalba, Ángeles y Virginia, para mi comadre, su tía Lupita, para todos ellos una pronta resignación… Con el paso de los días les comentaremos lo vivido en los diferentes lugares a donde tuvimos la fortuna de visitar, lo que conocimos de novedades, las graficas conseguidas y les aseguro que será material para varios días, gran parte de nuestro viaje era con ese fin, descansamos "haciendo los adobes" que tanto nos gusta… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino