Atras


¡HUELE A INCIENSO!
Por: Jaime Silva Gutiérrez.
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-11-17 21:41:49

¡Y muy fuerte! Sí, pero no al incienso que durante los pasados días quemaron en las ofrendas a los familiares fallecidos, principalmente a nuestros paisanos que siguen las tradiciones de origen indígena, no, no me refiero a ese que despide grato aroma, es el que a veces a nauseabundo por el malinchismo y lambisconería hacia todo lo extranjero dentro del medio taurino.

Principalmente el que se “quema” al caballista ese que durante tantos años se ha adueñado de los empresarios, periodistas, público malinchista y demás que siguen vistiendo plumas y que se congratulan de seguir viendo, como cada año en las más de cincuenta corridas que se apunta en nuestro país, lo que ni el más destacado de nuestros toreros “a pie”, logra sumar durante los doce meses.

Da risa ver que algunas “cabezas” de notas periodísticas: “fulano viene por todo”, si, por todo lo que se puede y se dejan los mexicanos. Ya hasta heredero nos trajo. Hasta las más humildes placitas desmontables o de trancas invadidas por las “huestes caballistas” extranjeras, -ya vi fotos de otro su paisano- también haciendo circo.

No se quedan atrás los plumíferos quemadores de incienso con los toreros de a pie y “las casas” que los apoderan. En tanto más de un centenar de toreros mexicanos se quedan en sus domicilios, o “haciendo campo”, cuando no solo viendo “colgada” en la sala “la alternativa” que los acredita como “matadores de toros”, sin toros, de los que cada año buen número aumenta la lista.

Y me refiero a los que son buenos toreros. Hay muchos que recibieron la alternativa sin merecerla y otros que aún mereciéndola y justificándose en el ruedo y con el toro, que si son tales, están ahí sin torear lo suficiente, sin apoyo, sin contratos, viendo pasar sus mejores años.

En ocasiones se dice que no hay festejos menores, que se necesita en todas las ferias un mínimo de ello, que los novilleros son el futuro de las fiestas. Pero como va a haber novilladas incosteables si el más humilde ruedo de trancas se les ha quitado por las figuras de la actualidad con los que se hacen carteles “redondos”, pero sin oportunidad para aquellos.

De qué sirve el que les den en la plaza “México” la “oportunidad” en la última corrida de temporada sin que pueda repetir hasta el año siguiente, si bien les va. Pero… la fiesta sigue, quién sabe hasta cuándo con esos “aromas” negativos para todo lo nuestro.
Y… ¡Suerte¡

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino