Atras


LAS CORNADAS DEL CÁNCER
Por: Jaime Silva Gutiérrez.
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-12-26 17:49:48

El próximo día 28 como cada año, se recuerda un aniversario más del fallecimiento del gran torero poblano Carlos Moreno, que alcanzó la fama por su creación muleteril de “El Imposible” después de haber cambiado su nombre original por el de Antonio Campos Moreno al que algunos periodistas y aficionados le aumentaron el mote de su famoso muletazo.

Que por cierto, son pocos los toreros de diversas categorías que lo han intentado y que muchos “conocedores periodistas” les festejan como hazañas a lo que en verdad son ridículas caricaturas de un muletazo todo arte y conocimiento de la bravura del toro y su embestida para lograrlo con la calidad que lo ejecutaba Carlos.

Pues bien, decía que el día 28 se ofrecerá una misa a su memoria en el templo parroquial de “María Reyna”, calle Río Bravo 5730, Jardines de San Manuel, por familiares y amigos taurinos, a las nueve de la mañana y otra por la noche, comunitaria, a las diecinueve horas. Esperamos su presencia amigo lector y demás a quienes se les comunique por los medios a su alcance.

Carlos Moreno falleció a las cuatro de la tarde del 28 de diciembre de 1964, víctima de cáncer, que por cuya dolencia en su campaña española sufrió tercia de cornadas, que no fueron cornadas de toro, fueron “cornadas de cáncer”. En las últimas semanas se dio a conocer el fallecimiento de otro torero, víctima de la misma enfermedad, todo un valiente que fue Fabián Ruiz.

Y en igual fecha la de otro matador de toros, en Monterrey, Óscar Chapa, que ni los toros ni los aviones se lo llevaron por delante, pues además de alternativado era piloto aviador. Y si nos ponemos a recorrer la lista de víctimas de ese mal, no acabaríamos, basta recordar a otro famoso poblano, el banderillero y extraordinario torero cómico don Gilberto Abasolo.

No hace mucho, otra víctima lo fue Jorge Riveroll de Apizaco y muchos años atrás el moreliano, estupendo torero, Miguel Munguía “El Inspirado”. Actualmente en el medio taurino mundial y en especial en el poblano, hay otro “cáncer”: el de la ausencia de festejos, pues ni los que llamaban tradicionales se anuncia, además de que los anti-toristas ya hasta en películas de “monitos” atacan a la más bella de las fiestas ¡Pa’ llorar!

Y que el año próximo sea mejor, para ustedes y todos los taurinos.

Y… ¡Suerte!

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino