Atras


CON ACTITUD PROMETEDORA LA TERCIA DE FIN DE AÑO.
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor.
Fotografía del Autor
Fecha:
2017-12-26 21:17:55

LOS BUENOS generales no mandan al frente a soldados sin “armas”, definitivamente no son carne de cañón.

DIGO LO anterior por la simple razón de que la pasada corrida, la de Rancho Seco, con edad y trapío, fue lidiada por tres espadas que habían pasado meses en el dique seco y, dos de ellos, Toño Romero y Gerardo Adame, llegaban sin la debida preparación a causa de haber sufrido, este mismo año, escalofriantes cornadas. Sin embargo enfrentaron el compromiso sin rajarse y eso merece volver a programarlos después de que sumen, gracias a su profesional y varonil actitud, varias actuaciones más por cosos de provincia.

CIERTO ES que Romero dejó ir a su segundo, eso avala lo anterior, Toño jamás encontró la distancia requerida y su “sin sitio” lo vimos todos. Bien en el segundo de la desairada función. VOLUNTAD Y disposición la de Gerardo toda la tarde, nos dejó ver sus cualidades y merecimientos para participar en carteles al lado de las figuras pero repito lo que todos conocemos, el sitio se adquiere toreando con regularidad. Sin embargo se llevó a la espuerta la oreja de su primero y siempre le vimos con actitud buscando el triunfo y no dejarse ganar “la pelea”.

EL PRIMER espada, Fabián Barba, con solvencia técnica y valor, literalmente le arrancó un apéndice a su segundo después de dramática estocada y faena a base de no decaer ante un burel que no permitía florituras. Creemos sorteó lo menos potable del encierro.

INSISTO E insistiré, tenemos excelentes toreros, bueno seria escribir lo mismo de aquellos que estructuran los carteles en la plaza México. Para la corrida de aniversario, 5 de febrero, hay un puesto supuestamente “para un triunfador”, ya veremos de qué color pinta el azul.

A LOS seis de Rancho Seco, muy bien presentados, al parecer no les ha funcionado la cruza con sangre peninsular, solo dos de ellos, tercero y quinto, se prestaron para hacer el toreo “a la mexicana”, el resto fue de genio complicado, quizás toreros con mayor rodaje hubieran logrado algo un poco mejor.

LA ENTRADA fue muy navideña, “en familia”. Lógico. Como ilógico y de mal gusto es que el señor Murrieta haga entrevistas previas al festejo, y en pleno patio de cuadrillas, se ponga hablar de los percances sufridos a sus entrevistados momentos antes de salir a jugarse, de nuevo, la vida. Tanto Antonio Romero como Gerardo Adame brindaron al doctor Rafael Vázquez Bayod agradeciendo su respectiva pasada intervención.

ESTO ES una pequeña síntesis de lo visto por televisión… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino