Atras


LA DELICATESSEN DE CASA, LOS CARRO PULLMAN Y… “VAMOS A LOS TOROS”, NO “A LOS TOREROS”
Por: Pedro Julio Jiménez Villaseñor.
Fotografía del Autor
Fecha:
2018-04-12 18:04:47

NO SOLO es feria con gallos, casino y corridas de toros –y antros por montones- Aguascalientes es un lugar con otros atractivos. A media hora está el poblado llamado “El Ocote” donde existen pinturas rupestres. El añejo Valle de Huajúcar, hoy Calvillo –a media hora rumbo al poniente y acceso al Cañón Caxcán- hay enormes sembradíos de guayaba con sus obvios dulces típicos. Asientos, es un lugar al poniente –a media hora de excelente carretera- donde existe la Parroquia de Nuestra Señora de Belén, del año de 1705, hay túneles hidráulicos del siglo XVIII, enorme archivo en la Pinacoteca Parroquial, pinturas de Miguel Cabrera como la Circuncisión a Jesús, Virgen de la Tristeza, entre otras de gran valor, un Cristo articulado, con cráneo, dientes y costillas humanas del siglo XVII, un registro civil con fe de bodas, defunciones y nacimientos desde el año de 1705 incluyendo datos de los estados de Jalisco, Zacatecas y locales. Además la Capilla de la Inmaculada Concepción de María siglo XVII, el Santuario El Tepozán, el ex Convento del Tepozán y el cementerio de Guadalupe, el mas viejo en el estado.

PARA PALADARES 5 estrellas está –a veinte minutos rumbo al norte- San Francisco de los Romo, el popular “San Pancho de las Carnitas” donde su economía sale de la venta de ellas, las exquisitas carnitas de cerdo, de gorditas de chicharon rojo y verde, de pipián, de carne deshebrada, de nopal, de huevo enchilado, de rajas con suficiente crema, de papas revolcadas en queso, de frijoles refritos mezclado con chile guajillo, de duro también con picante sabroso, de mole, de pollo, de apetitosa moronga y amplia variedad de salsas para aderezar las quesadillas.

Y YA que gratis le hago la chamba a las oficinas locales de turismo, agrego…

AGUASCALIENTES, CAPITAL, cuenta con fábricas de deshilados, de bordados, desde luego que restaurantes y bares para todos los gustos y $abor$, hoteles de medio pelo y otros a todo lujo, aprovecho para comentar lo siguiente…

EN PASADOS años la hotelería local era insuficiente, los visitantes debían de viajar para pernoctar en poblaciones cercanas, cansado y harto peligroso por los ríos aguardientosos que corren por esas fechas alrededor de la feria, por tal motivo, desconozco a quien se le ocurrió “la salvación”, dado a que en la ciudad existían los talleres ferrocarrileros más grandes de América Latina, y con la obviedad de contar con varios largos tramos de vías para ciertas maniobras, simple y sencillamente en uno de esos lugares estacionó varios, suficientes, vagones pullman y… ¡a dormir se ha dicho!

NO QUEDA la menor duda que… “la carga hacer andar…”.

HOY, EN la actualidad ya no son necesarios, cuartos de hotel, los hay suficientes, salvo que muchos de ellos son reservados desde el año pasado.

PERO RETOMAMOS “la charla turística”.

DESGRACIADAMENTE EN la actualidad solo quedan dos balnearios con aguas termales, los vetustos y originales de “Ojocaliente”, al inicio de la carretera a San Luis Potosí –a diez minutos del centro de la ciudad- y los de Valladolid –a poco menos de media hora-. El agua caliente no se ha ido, inclusive existen colonias a donde les llega el líquido hasta con vapor, pero la población ha crecido de manera impresionante, se dice que esto se da gracias al temblor en el entonces Distrito Federal, el de 1985, ya que familias, oficinas y fabricas enteras, decidieron trasladarse hasta el centro de la nación.

ESTAMOS YA a pocas horas de que el jolgorio inicie, fiesta que dura 24 horas al día durante lo que resta de abril y el 6 de mayo el cerrojazo. En lo taurino, repito, estamos a merced de lo que veamos salir por la puerta de toriles. Decimos, y entendemos, “vamos a los toros”, no “a los toreros”… Nos Vemos.

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino