Atras


LA DESCONFIANZA DE PEDRO GUTIÉRREZ “EL NIÑO DE LA CAPEA”
Por: Redacción.
Fotografía del Autor
Fecha:
2018-09-29 18:37:35

El colegio salesiano donde Manuel Rodríguez “Manolete”, estudió de niño muestra con orgullo un regalo de doña Angustias, la madre del toreo: un traje verde y oro, que su hijo llevó a Linares como vestido suplente la tarde que se encontró con el toro “Islero”.

En la calle Torres Cabrera, donde nació. La casa no existe, pero una placa, esta vez sí, lo recuerda. A dos pasos, la iglesia de San Miguel, donde fue bautizado.

La iglesia de San Nicolás de la Villa acogió su funeral.

En el cementerio de la Virgen de la Salud; allí reposan los restos de “Manolete” y otras grandes figuras cordobesas.

Junto a la tumba del toreo se imponen el silencio y el respeto, mientras resuenan los versos de Rafael Duyós escritos en el blanco mármol:

“Aquel que las arenas pisó con más firmeza,
yace aquí bajo el cielo de su Córdoba mora.
Dictó frente a los toros lecciones de majeza
poniendo en pie a la hispana muchedumbre sonora”.

Don Evaristo Sánchez, sacerdote salesiano, gran aficionado cuenta:

“Un tarde de corrida, estaba el padre Evaristo en la puerta de la capilla de la actual plaza de toros, y pasó corriendo “El Niño de la Capea”, que figuraba en el cartel. Lo detuvo y le dijo: “Pedro, entra en la capilla y rézale a María Auxiliadora, a la que le han rezado muchos toreros, “Manolete” entre ellos”. Y “El Capea”, sin pensarlo, le respondió: “Padre Evaristo, si le rezó Manolete no me merece mucha confianza”.

La taberna taurina La Sacristía, frente a la casa hermandad del Resucitado, guarda con celo el traje de luces que “Manolete” vistió el 26 de agosto de 1947 en Santander, la última tarde que abandonó a pie una plaza. El 28 de junio de 1943 realizó tan intensa faena a un toro del Conde de la Corte que su amigo y cronista Ricardo García K-Hito le bautizó como “El Monstruo”. Pasame

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino