Atras


TAURINERIAS MEJICANAS… 1958.
Por: Redacción.
Fotografía del Autor
Fecha:
2018-10-28 01:04:41

De nuevo nos vamos a husmear viejas revistas, después de quitar el polvo del encierro esto es lo que encontramos, lo transcribimos tal y como lo vamos leyendo. Comenzamos pues…

La Plaza Méjico está sin brújula en lo que a lo artístico se refiere. Don Moisés Cosió, ni sabe de toros ni a las corridas asiste. El licenciado Garciadiego, excelente aficionado, lleva la parte mercantil, administrativa o financiera del negocio, y el ex torero "El Vizcaíno" se encarga de la parte artística, con los complejos lógicos de los toreros idos, y de su labor puede decirse que ha presentado sesenta y tres novilleros y todavía no ha salido uno que interese. ¿Más claro? Don Moisés con lo del convenio taurino hispanomejicano y con las deudas a los toreros españoles, no sabe qué hacer y se pasa la bola de fuego de una mano a otra. Uno de estos días, a más tardar a principios de octubre, caerá el buen don Moisés por España para ver qué arregla.

Le sacará al bulto y demás, pero además de al bautizo de una nieta en Cestona, va a ver estampados en Barcelona y el lío taurino en Madrid y Sevilla.

Ya le anda dando prisa a don Moisés el asunto, porque los empresarios de El Toreo están promoviendo qué se limen asperezas entre toreros españoles y mejicanos, y tratan de dar temporada hispanomejicana, pues piensan que arreglándose las relaciones y estando endeudado Cosío, la única temporada hispanomejicana será la de ellos. Piensan en una combinación un poco extraña, ya que tratan de contratar; en caso factible, a Luis Miguel, Ostos y “Chicuelito”, y hay quien asegura que las condiciones de los dos últimos están ya arregladas.

Por su parte, Algara anda soñando raramente en una temporada guadalupana indoibera en El Toreo, y dice que Luis Miguel, que "Litri", que Ostos, pero en realidad nadie toma el asunto en serio, ya que a don Antonio le ha dado por hablar cosas para asustar enemigos.

La escasez de ganado por el ciclo de sequias está llegando a su clímax, y andan peleándose las corridas de toros y novilladas todos los empresarios. Don Moisés pretendió rebajar los precios de los toros, siendo el resultado negativo. Desde luego. El Toreo, Tijuana y la Monumental de Ciudad Juárez han adquirido muchas corridas que harán falta a los competidores.

Carlos Arruza y Capetillo son partidarios de la reanudación de relaciones taurinas. La fórmula que han encontrado es un tanto pintoresca: “Libre contratación, sujeta a las leyes laborales de cada país.” Sobre esa base andan los dé El Toreo trabajando, y don Moisés anda volando su bola de fuego. Creemos que ello es peor que un convenio reglamentado, pero cada quien con su vida y su manera dé pensar.

Sin duda alguna, la temporada de foros en ambas Plazas será invernal, muy invernal, ya que los arreglos no se hacen rápidos ni los toros aumentan kilos con premura. A mediados de diciembre tal vez se comience.

Las “célebres” corridas extraordinarias que pensaban dar en la Plaza Méjico se quedaron en veremos, porque no había ni toros de primera puestos ni toreros de primer grupo dispuestos. Una idea más del director artístico, que fracasó, como lo anunciamos y tenía que ser.

Como se verá, andamos viviendo un instante muy divertido. Los toreros que están dispuestazos a dar la batalla para que no haya arreglos son los tres toreros apoderados por el cronista José Octavio Cano; Antonio Velázquez, Rafael Rodríguez y Juan Silveti, y aliado Curro Ortega, que ante lo protección de Arruza tal vez cambie de opinión.

La temporada de novilladas de El Toreo camina bien. Gabriel España, hijo de padre asturiano apellidado Priede; Raúl García, Héctor Obregón y Rubén Bandín, que puede ser figura, han interesado mucho a los aficionados.

Tras el interés ya sabemos que viene la entrada buena, y tras ella, la utilidad de la empresa.

Y ahora, nada más.
FUENTE: Revista “El Ruedo”. Año XV Madrid 25 de septiembre de 1958/No 744

 
   

Noticiero Taurino

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino

 
   

Noticiero Taurino