25 septiembre, 2021

RECUERDO A LOS HUMILDES DE LA FIESTA. VICENTE PERUCHA LÓPEZ.

Iniciamos el día de hoy un nuevo capítulo. Sirva el misma para no olvidar a todos aquellos que lucharon por ser importantes dentro de este fascinante mundo de los toros. Escogemos al azar, les presentaremos datos de toreros de todas las nacionalidades.

Iniciamos el día de hoy un nuevo capítulo. Sirva el misma para no olvidar a todos aquellos que lucharon por ser importantes dentro de este fascinante mundo de los toros. Escogemos al azar, les presentaremos datos de toreros de todas las nacionalidades. El matador de toros Vicente Perucha López falleció el 22 de enero de este 2008 a los 70 años de edad en su ciudad natal, “La Carolina”, Jaén, donde residía. Perucha, que se dedicaba a la actividad hostelera, fue novillero con renombre después de haber cortado dos orejas en la “Becerrada de los Carniceros”, en 1956, en la plaza de “Las Ventas”, lo que dio pie a que posteriormente toreara casi medio centenar de este tipo de festejos. Debutó con caballos en la también madrileña plaza de “Vista Alegre”, el 2 de julio de 1961, donde por percances de los otros dos alternantes, “El Algabeño” y Carlos Barroso, hubo de estoquear cuatro novillos de “Ventura Márquez de Prado”. Precisamente en “Vista Alegre” cosechó Perucha notorios triunfos en las cuatro actuaciones que cumplió, una de las cuales finalizó con la salida a hombros junto a sus compañeros Andrés Vázquez y Vicente Fernández “El Caracol”, que fueron paseados así hasta el Puente de Toledo, a dos kilómetros de la plaza. En la feria de Linares, Jaén, de 1961, alternando con José María Montilla y Manuel Benítez “El Cordobés”, fue premiado con una pata. Y después de torear 17 novilladas con picadores se doctoró como matador de toros el día grande de las fiestas de Jaén, el 18 de octubre de 1963, festividad de San Lucas, patrón de la ciudad. Ofició de padrino Pedro Martínez “Pedrés” y de testigo Manuel Benítez “El Cordobés”. En la corrida se lidiaron cinco astados de “Marqués de Domecq” y uno de Samuel Flores. Al toro de la ceremonia le cortó las dos orejas. Pese a tal triunfo, en los años siguientes apenas fue contratado por las empresas. En 1964 se vistió de luces una sola vez, y dos en 1965 y 1966. Confirmó la alternativa en “Las Ventas” el 7 de abril de 1968 con astados de “Clemente Tassara” en unión de Emilio Oliva y “El Inclusero”.

Deja un comentario