“MIURA”. LA TERRORIFICA Y LEGENDARIA “MIURA”.

“Miura”, es la denominación popular de un encaste de toros de lidia de características singulares forjada durante varias generaciones de una familia ganadera, desde 1842 hasta la actualidad. En su origen, Juan Miura la forma en 1842 con la cruza de 220 vacas de “Gil de Herrera”, 200 vacas y novillos de “José Luís Alvareda”, todas procedentes de los “Gallardo” de El Puerto de Santa María. Se añade en 1850 la vacada de “Jerónima Núñez de Prado”, “Cabrera”, y dos sementales de “Vistahermosa” en 1860. A esta cruza hay que añadir la aportación de la sangre navarra a través de un semental regalado por el torero “Lagartijo” y otro, castaño ojinegro, que regaló el propio duque de “Veragua”. Además, han añadido aportación genética el semental “Banderillero”, de la marquesa de Tamarón, “Parladé”, y otro del “Conde de la Corte”. La leyenda de este toro, el más indómito del campo bravo, ha sido forjada a través del tipo diferenciado y único de un toro de reminiscencias ancestrales. Las cruzas originales han dado como resultado un toro singular, alto de agujas, “agalgado” o levantado del suelo, largo, de gran caja, huesudo, manos y patas altas, fino de piel y algo lavado de cara. Su pelaje aporta otra gran singularidad dentro de variedad, cárdenos, colorados, castaños, sardos, salineros, girones, salpicados, berrendos, luceros, negros zainos y mulatos… No es un toro astifino, sino de mazorca ancha, gruesa y generosa. En la lidia es un toro cambiante, nervioso, que aprende mucho y rápidamente, de lidia despierta. También saltan toros de nobleza y fijeza, sin duda alguna por la aportación de la sangre “parladeña”. Toro espectacular desde su salida a la plaza y en el primer tercio. Sin duda, uno de los toros más ágiles que existen y más difíciles para torear. Miura es un apellido unido a la fiesta de los toros desde tiempos pretéritos. Una leyenda salpicada de sucesos luctuosos, como los dramas de “Pepete”, “Llusío”, “Espartero”, Domingo “Dominguín”, Faustino Posadas, Pedro Carreño y, sustancialmente, la muerte de Manolete” en Linares en 1947. “Tomado de Wikipedia, la enciclopedia libre.

Deja un comentario