21 septiembre, 2021

INSÓLITO.

Las orejas son concedidas a los espadas como premio a la labor realizada en un toro, y en algunas corridas extraordinarias se tiene por costumbre el otorgar la “Oreja de Oro” al triunfador de la tarde. Hasta aquí, todo correcto…

Las orejas son concedidas a los espadas como premio a la labor realizada en un toro, y en algunas corridas extraordinarias se tiene por costumbre el otorgar la “Oreja de Oro” al triunfador de la tarde. Hasta aquí, todo correcto… Lo que ya no es tan normal es que concedan al toro la oreja del torero cuando su comportamiento durante la lidia lo haya merecido. Menos mal que en el caso que nos ocupa dicho trofeo fue simbólico y no hubo que arrancar de su anatomía la oreja del diestro al que le tocó en desgracia. Solo fue una reproducción en plata del apéndice del lidiador… Tal circunstancia ocurrió en Valencia en el año 1930. La “Oreja del torero” fue donada por la “Peña Miura” de la capital levantina y el galardonado fue el toro “Chamizo”, perteneciente a la ganadería de “Guadalest”… Viene este escrito a la inquietud de don Armando Berumen, “Pepe Caro”, que fue quien al hacer la pregunta-duda, me insito a buscar lo que hoy les comparto. Desgraciadamente, soy honesto, lo encontrado fue por “suerte pura” y no hay mayores datos. Seria interesante conocer quien fue el torero que tuvo el valor “de posar” para sacar el molde del trofeo tan sui generis.Si usted pudiera ampliar esto, se loagradeceriamos. Mi correo… pedrojuliojmzv@hotmail.com

Deja un comentario