21 septiembre, 2021

LA PRIMER MUJER EN CORTAR DOS OREJAS EN PUERTO VALLARTA.

Lulú De la Vega ya se encuentra en su casa en la ciudad de Querétaro una vez que la operación se realizó en el hospital Alcocer de esa ciudad. Los Doctores Tano y Paco Alcocer fueron los encargados de unir el hueso por medio de tornillos en una cirugía que resultó un éxito y que no presento complicaciones.

Lulú De la Vega ya se encuentra en su casa en la ciudad de Querétaro una vez que la operación se realizó en el hospital Alcocer de esa ciudad. Los Doctores Tano y Paco Alcocer fueron los encargados de unir el hueso por medio de tornillos en una cirugía que resultó un éxito y que no presento complicaciones. Los doctores confían que la torera pueda estar iniciando su rehabilitación en aproximadamente dos meses por lo cual pierde bastantes fechas que ya tenía contratadas… Esto fue producto de la fractura que sufriera en el puerto de Vallarta en donde Lulú de la Vega realizó una faena de mucho merito logrando tandas con la derecha muy a su estilo; relajada, metiendo los riñones. Varias tandas con la izquierda, pero desafortunadamente por ese lado el novillo terminaba con la cabeza a media altura y eso hacía que los muletazos no tuvieran el mismo eco en los tendidos… Terminó su faena con manoletinas muy quieta; sabiendo que tenia ganadas las orejas, se perfiló para entrar a matar y se fue por derecho. La estocada fue casi entera en lo alto, pero desgraciadamente el novillo le punteo el muslo derecho y le tiró al suelo donde le propinó una severa paliza pisándola en varias ocasiones… Cuando finalmente pudieron quitarle al novillo de encima, la torera queretana trato de levantarse y fue cuando se dio cuenta que la pierna no la sostenía… Fue sacada del ruedo y ya en el callejón se le inmovilizó la pierna mientras el toro doblaba para entregarse al puntillero. La plaza se pintó de blanco y el juez otorgó las dos orejas que la torera recibió en brazos en de los paramédicos que la trasladarían mas tarde a la ambulancia y así dio una vuelta al ruedo luciendo muy satisfecha, y adolorida, las dos orejas de su enemigo… Lo que dijo… “Estoy muy contenta de que corté dos orejas y creo que soy la primer mujer que lo hace en esa plaza según me dijo el empresario. En cuanto a la lesión, me da tristeza porque no voy a poder torear los festejos que ya tenia arreglados y que me tenían muy ilusionada. Tengo muy claro que debo hacer la rehabilitación tal como me digan los doctores si es que quiero volver a torear pronto. Mi meta es poder estar tentando en dos meses y ya dios dirá cuando vuelvo a torear. Los toros dan muchas cosas buenas y muchas satisfacciones, pero también a veces dan esto y ni modo hay que aceptarlo y entenderlo como que mi cuerpo acaba de recibir la primer medalla”.

Deja un comentario