23 septiembre, 2021

ENSALZABLE, CORRECTA Y HONESTÍSIMA LA ACTITUD DE LOS TAURINOS VENEZOLANOS.

No lo puedo ocultar, es de causar risa la cosa esa que sucede en Venezuela, la ley que se pretende instaurar para acabar con un negocio tan noble, monetario y turisticamente hablando, como es la fiesta de toros.

No lo puedo ocultar, es de causar risa la cosa esa que sucede en Venezuela, la ley que se pretende instaurar para acabar con un negocio tan noble, monetario y turisticamente hablando, como es la fiesta de toros. Pretende la asamblea de ese país, hermano, ¿por qué no?, declarar al ganado bravo como DOMESTICO y de pasadita, muy positivo de su parte, proporcionar al mundo un rato de carcajadas ante semejante barbaridad… ¡Vaya ocurrencia tan infantil!… Imagino desde ya a las encopetadas damas adoratrices de las mascotas, sacando a pasear, a hacer sus necesidades fisiológicas, a un toro por las calles de los fraccionamientos de Caracas, de Maracay, de Táchira. Por supuesto que esa labor-paseo también será reglamentada y se obligara lo hagan con correas sujetadoras para que las reses no invadan jardines, los prados, que no pisen el césped o coman las flores de los mismos… Reconocidos personajes en el ámbito taurino como lo son, “El Vito”, Raúl Gordón, Blasini, Serruti, José Hernández Martínez y desde luego que matadores, novilleros y aficionados, harán una manifestación tomando la sede de la asamblea el próximo jueves a las ocho de la mañana. Honestamente creo que esta acción es inoperante, es improductiva, es infecunda, sobrara y bastara que muestren a sus políticos “la docilidad” de la raza en cuestión y suelten en su congreso una de las crías de sus pretendidas “mascotas” y asunto más que arreglado… ¡Al fin son dóciles mascotas!… No cabe duda, hasta a sus propios veterinarios los dejan y ponen en entredicho, a las universidades y maestros de donde emanaron los ponen como analfabetos y eso… eso no se vale… Otro de los puntos negros de esta bestialidad es poner en entredicho la historia de sus toreros, los Girón, Luís Sánchez, “El Diamante Negro”, Bernardo Valencia, José Nelo Almidiciana, llamado “Morenito de Maracay”, Diego Nicolás Pérez, y hasta el arcaico “Matiítas”. ¿Ellos lograron su fama con toros domesticados?… En fin, las habas se cuecen por todos lados, y creo firmemente, que la razón cerebral predominara ante todo, ante las miopías, “grises”, de aquellos que pretenden acabar con lo inacabable… ¡Al toro, que es una mona!… Mi admiración y adhesión a todos los que defiendan una CULTURA, una tradición, y una fuente de empleo presumible por todo el mundo, sus toreros han escrito historias alrededor de un globo llamado universo, el mundo, el universo taurino… ¡es otro mundo!… Nos Vemos. Mi correo es, pedrojuliojmzv@hotmail.com

Deja un comentario