9 abril, 2009

EL TÍO LOLO, LA CARABINA DE AMBROSIO Y EL GÜIRI-GÜIRI.

Me tildan de loquito, me designan, me alaban, me acusan, me tachan de polémico, de alebrestado, de mal hablado y hasta libre anda por ahí quien dice que yo no escribo, que solo “presto el nombre”. Hoy doy muestras para que se me pueda añadir un adjetivo mas…

Me tildan de loquito, me designan, me alaban, me acusan, me tachan de polémico, de alebrestado, de mal hablado y hasta libre anda por ahí quien dice que yo no escribo, que solo “presto el nombre”. Hoy doy muestras para que se me pueda añadir un adjetivo mas… Que en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, se anuncia una corrida ¿organizada? por un sujeto que laboró en la plaza México llamado Arturo Cabrera, el mismo a quien uno de los miembros de la dinastía Liceaga acusó, públicamente, de cobrarles dinero a los novilleros por anunciarlos en esa “grande” plaza, el mismo que en Cadereyta, Nuevo León, acaba de hacer una nada graciosa huida y correr con el sueldo de toreros y subalternos y meollo de que por Chiapas, el sindicato de los banderilleros y picadores, no quiera autorizar a sus miembros a actuar hasta que “el pendientito económico” quede saldado. En el cartel están, ¿o estaban?, Uriel Moreno, “El Zapata”, José Luís Angelino y Víctor Mora, con toros de “Felipe González”. La condición, legal, pa`que la corrida se de, es que las cuentas pendientes queden en ceros… Una más… Esto sucede en Texcoco, estado de México, en la tarde que se dan dos cosas ya muy usuales… Alternativa a Luís de María, de manos de Rafael Ortega y como testigo el padre del toricantano, Ricardo Medina, “Pasión Gitana”. Ceremonia a todas luces “caramente familiar” y “agregando parentela”, la supuesta empresa de los señores Castilla, que permite “el bajón” en una feria a la que pretenden darle seriedad. El tiempo dirá si estoy equivocado, a leguas se notaran las manos que intervengan en próximas tardes, rezaban las publicidades antiguas, ¡Esperen carteles!… Palabra que duele escribir estas nefastas situaciones que no tienen porque darse, solamente estamos mal y nos encaminamos a lo peor… Escucho a Mario Luís Ramos Rocha en radio Acir, Página 24 radio, son las 5.32 de la tarde de este jueves de religiosos descanso, mi viejito celular suena, timbra, no lo encuentro, temo perder la llamada, por fin al contestar solo es para que me corroboren “mas de lo mismo”. Me avisan desde la plaza “Monumental” de Zacatecas lo siguiente… “Increíble Pedro Julio, muy pobre la entrada y lo insólito, en el palco de la autoridad esta Paco del Cojo, el mismo que abogaba porque el puesto fuera para Paco Zaldívar y no permitieran lo ocupara “Curro” Enríquez. Pobre presidente municipal, juegan con él, le asesoran como les conviene, nombra jueces a la hora del desayuno, de la comida y de la cena, criterios diferentes y cómicos a todas horas, no en cada festejo, y esto esta repercutiendo a la vista de todos, la entrada es lastimosa”… Tiene razón mi buen amigo informante, el palco lo han ocupado, Alfonso Vázquez, “El Quincas”, un odontólogo del cual no recuerdo su nombre pero de apellido Sandoval, Paco Zaldivar, “Curro” Enríquez y ahora el ex padrino de Zaldívar, Paco del Cojo… En la organización “no cantan mal las rancheras”, solo en este sexenio, una sociedad de cinco taurinos, Salvador Escobedo y Paco Calderón, Marco Castilla y David Cabral, de estas sociedades, con todo y “manos negras”, se han desprendido socios, ya traicioneramente separados han querido mangonear la feria de septiembre, desde luego que de formas independientes, puñaladas por la espalda, no se puede llamar de otra manera y por lo mismo repito que si volteamos a la historia, en la tierra cuna de la ganadería brava de nuestro país, nunca ha tenido un torero al que se le pueda llamar importante, de esos que pueda meter gente a las gradas, a la que se le pueda llamar ídolo, y lo triste del caso es que los han tenido muy buenos pero en las rebatingas se han perdido… Ahora, en estos tiempos que las noticias no se ocultan, veremos si los medios de comunicación zacatecanos dicen que en uno de los enemigos de “El Zapata” y en otro de Juan Chávez, el himno “10 de mayo”, salio a relucir, el “1-2-3… que no se que cosa el juez”, al unísono se escucho y no fue con los “Niños Cantores de Viena”, lo entonaron los escasos asistentes que solicitaban apéndices para los mencionados espadas… Pues ya tienen más material mis queridísimos amigos que me tildan de todo lo escrito al principio, hablador, mal hablado, loquito, polémico y alebrestado… pero no pendejo, menos hipócrita… Nos Vemos

Deja un comentario