15 junio, 2021

PENSANDO FUERA DEL CUBO.

Mucho hemos externado qué, en nuestra humilde opinión, la Fiesta ocupa de canales nuevos de mercadeo para su subsistencia y crecimiento; no se puede seguir pensando en vender un producto en tiempos modernos con la misma mística que ha perdurado por quinientos años. No en estos tiempos. No en éste nuevo mercado global.

Mucho hemos externado qué, en nuestra humilde opinión, la Fiesta ocupa de canales nuevos de mercadeo para su subsistencia y crecimiento; no se puede seguir pensando en vender un producto en tiempos modernos con la misma mística que ha perdurado por quinientos años. No en estos tiempos. No en éste nuevo mercado global. Muchos años hemos dependido en la cartelera con la pintura de una “Manola” o de alguna reproducción de una obra del maestro Pancho Flores para anunciar una corrida de toros. Hay que ser creativos. Hay que buscar nuevos modos y nuevos nichos. Por eso recibí con beneplácito la noticia de que se está armando un proyecto para presentar corridas en la ciudad de Las Vegas, en Estados Unidos. De darse los eventos, se habla de corridas incruentas durante los meses de Septiembre y Diciembre. El promotor de este evento es el controversial Pedro Haces. Si, el mismo que en un afán de “dignificar la fiesta” pretendió certificar en materia taurina a todo aquel que participa dentro del espectáculo. Definitivamente no estamos de acuerdo en muchas de sus actitudes y criterios, pero que la idea de dar corridas en una ciudad tan visitada y cosmopolita cómo Las Vegas será de beneficio para la fiesta de los toros, eso no queda duda, aunque el portador del mensaje sea alguien con el cual no comulgamos en lo absoluto. El día de mañana, quince de Abril, se darán a conocer los detalles pertinentes. Quizás muchos de nosotros critiquemos el “mensaje” por no estar de acuerdo con el “mensajero”. Muchos tal vez detestamos las corridas incruentas por considerarlas incompletas y fuera de los cánones que marcan la tauromaquia tradicional. Pero si lo que más se objeta hoy en día sobre la fiesta de los toros por las masas es la supuesta crueldad contra el toro y lo sangriento del espectáculo y pensando fuera del cubo: ¿No es una opción viable para que más personas se interesen por la fiesta y la conozcan? Por otro lado, el hecho de eliminar la muerte del toro ¿Cambia tan radicalmente el resto del espectáculo y lo demerita? Para ser sincero, no me imagino una faena excelente de José Tomás o de cualquier otro torero, sin la expectativa de la conclusión vía la suerte suprema, y digo expectativa dando espacio a la posibilidad del indulto. Pero nuevamente, fuera del cubo, estamos hablando de los no aficionados, de los que les importa un comino quienes conforman los carteles de la ferias de Las Ventas, Sevilla o Aguascalientes; es decir, el 99% de los personas. El mundo evoluciona, y la Fiesta de los toros no, permanece antigua y arcaica, muy a mi beneplácito y al de la mayoría de ustedes también. Pero lo cierto, es que cada vez somos menos como minoría los aficionados a los toros. Y las plazas tienen más huecos en sus tendidos.

Deja un comentario