16 septiembre, 2021

EL HOYO DE LAS AGUJAS.

En la historia taurina se escribió un capitulo bastante extraño la tarde de ayer domingo

En la historia taurina se escribió un capitulo bastante extraño la tarde de ayer domingo, a las cinco de la tarde se anunciaba por parte del gobernador la suspensión de la feria al término de las actividades del día y en la plaza de toros se corría la voz del acontecimiento, estábamos seguros de que acudiríamos a la última corrida del serial, sin embargo faltando solamente cinco minutos para que dieran las seis, hora en la que deben partir plaza los matadores llegó la notificación de la cancelación del festejo… Así, una vez que sonó el clarín de despeje dos charros pasearon las banderas de España y México por el ruedo y el alguacilillo salió para partir plaza, sin embargo, en ese preciso instante la voz de Carlos Gómez, asesor del juez, hacía el anuncio de la suspensión de la corrida, señalando que era por disposiciones gubernamentales y que el dinero de los boletos sería reintegrado a los asistentes… Qué gran silencio en la plaza, qué gran tristeza en el ruedo, qué tremenda vuelta de ideas en las cabezas de los que ahí estábamos, los matadores comentaban las incidencias y el espada Ignacio Garibay declaraba que si esto se debía a una emergencia nacional se tenía que cumplir, aunque se notaba un dejo de tristeza en su rostro, lo mismo en el de Antonio Barrera quien parecía no comprender la situación, en tanto Víctor Mora bajaba la cabeza y el gran animo con el que llegó a la plaza se desvanecía, mientras que el rejoneador Rodrigo Santos señaló que le daba mucha pena, pero lo más importante es que la gente estuviera con salud… Las voces de uno y otro lado se escuchaban los compañeros reporteros paseaban sus grabadoras, cámaras y micrófonos buscando respuestas a una situación atípica en Aguascalientes, en el país, en la fiesta brava. El gerente de la empresa, Ricardo Sánchez, se notaba molestamente consternado y simplemente dijo que ni el gobernador, ni el alcalde tienen nada que ver con esta situación, ya que el comunicado directo llegó desde la presidencia de la república… En la salida de la plaza el juez de plaza Manuel Ramírez de la Torre nos comentaba que a él le avisaron directamente de la oficina de reglamentos Municipales de la Secretaria del H. Ayuntamiento la decisión y se limitó a decir “Algo muy gordo está pasando”… Recordé el poema de Lorca de “La cogida y la muerte”, en donde en un fragmento menciona: En las esquinas grupos de silencio a las cinco de la tarde. ¡Y el toro solo corazón arriba! a las cinco de la tarde. Cuando el sudor de nieve fue llegando, a las cinco de la tarde, cuando la plaza se cubrió de yodo, a las cinco de la tarde, la muerte puso huevos en la herida, a las cinco de la tarde. A las cinco de la tarde. A las cinco en punto de la tarde… Cambiaríamos las cinco por las seis y el resto seguramente podríamos descifrarlo a nuestro arbitrio para definir el cierre de la feria taurina más corta de la historia reciente de la feria de San Marcos, solamente una novillada y dos corridas; en la novillada no hubo trofeos, mientras que en las corridas se repartieron siete orejas; dos recibieron Fabián Barba y Arturo Macías y con una se fueron Rafael Ortega, Eulalio López “El Zotoluco” y José Tomás… No hubo golondrinas, ni hasta luegos, sino adioses repentinos que dejaron un sabor de boca extraño. De esta manera terminó el serial taurino y con ello la ilusión de muchos, matadores que querían venir a la “Monumental de Aguascalientes”; de muchos aficionados que con boleto en mano, sobre todo para las corridas de Castella y “El Julí”, tendrán que esperar a recuperar su dinero en la taquilla, pero los que se animaron a comprar en reventa una barrera deberán aguantar vara y recuperar únicamente lo que en taquilla costaba.

Deja un comentario