18 septiembre, 2021

CASO INSÓLITO EN LA HISTORIA DEL TOREO. EL TORO “LUMINARIO”.

En 1904 don Francisco García puso su ganadería a nombre de sus hijos Manuel y José, conocidos en aquel entonces como “Hermanos Aleas”. En 1914 deciden separarse repartiéndose las reses que tenía su progenitor.

En 1904 don Francisco García puso su ganadería a nombre de sus hijos Manuel y José, conocidos en aquel entonces como “Hermanos Aleas”. En 1914 deciden separarse repartiéndose las reses que tenía su progenitor. Poco tiempo después don Manuel García Aleas cruzó algunas vacas con un macho reproductor de “El Conde de Santa Coloma”, de nombre “Luminario”, que logró sacar entre su descendencia ejemplares de gran notoriedad… Uno de ellos fue “Malagueño”, lidiado en Madrid el 25 de mayo de 1925. Fue tan extraordinario su comportamiento con los montados y con la gente de a pie que, una vez estoqueado por “Nacional II”, le dieron tres vueltas al ruedo… No contento el respetable con el premio otorgado que consideraba exiguo para los merecimientos del astado, solicitó y obtuvo las orejas del animal para el ganadero y que le fueron entregadas en su palco, caso insólito en la historia del toreo.

Deja un comentario