16 junio, 2021

RECORDANDO LA FERIA DE ABRIL DE SEVILLA DEL 2009: POCOS TRIUNFOS Y UN FRACASO GANADERO.

2ª parte… LOS REJONEADORES.

2ª parte… LOS REJONEADORES. De la primera corrida de rejones diré poco pues no asistí a ese festejo, y los resultados los he sabido por la prensa. Al segundo, aunque no lo tenía programado asistí con la suerte de haber disfrutado con las actuaciones de un sexteto de grandes jinetes… La primera corrida de rejones, celebrada el domingo 19 de abril, tenía el aliciente de ver en competencia al capitán general del rejoneo moderno, Pablo Hermoso de Mendoza, con el aspirante a su posición el rejoneador luso-hispano Diego Ventura. Esta interesante competencia enfrenta a un firmemente establecido clásico maestro del rejoneo con un impetuoso joven que interpreta el rejoneo de una manera menos clásica y más espectacular que el estellés. En esta ocasión los laureles en forma de orejas se los llevó el joven Ventura al pasear un trofeo de cada toro de su lote, mientras que el clásico maestro Hermoso, después de tener una relevante actuación, perdió un posible trofeo por fallar con los rejones de muerte, quedándose el premio en un salida al tercio para agradecer los aplausos del público. Encabezaba el cartel el jerezano Fermín Bohórquez y el encierro lidiado pertenecía a su padre. Fermín dio una vuelta al ruedo después de una lucida labor a su primero y oyó aplausos en el cuarto. Varios astados del encierro jerezano estuvieron escasos de fuerzas. En cambio, estaban bien presentados y en general fueron nobles… En la corrida matinal del domingo 3 de mayo, el joven rejoneador extremeño Leonardo Hernández fue el máximo triunfador del festejo y de la feria. Hizo verdad eso de que los últimos serán los primeros, pues al toro que cerraba el festejo, el más bravo, moble, repetidor astado del manejable, pero descastado encierro de Benítez Cubero, lo rejoneó con gran valentía y con un estilo que conjugaba lo clásico con lo espectacular. Desde que recibió al toro en el centro del ruedo hasta que lo mató de un certero rejonazo, no dejo de oír fuertes aplausos, poniendo al público en pie en varia ocasiones, especialmente con los espectaculares triples recortes que daba cerrado en tablas al salir de las suertes. Se ganó con fuerza las dos orejas y también tanto el respecto del público sevillano como la aclamación de la crítica. Diego Ventura iba por el mismo camino triunfal hasta que estropeó su hacer con un bajo rejonazo y con su descortés actitud hacia un público que lo ha encumbrado, al negarse a dar la vuelta al ruedo luciendo la oreja concedida, como protesta a la justa decisión del presidente de no conceder la segunda. Fue abucheado al abandonar la plaza por su mal gesto. También, contribuyeron al buen resultado del festejo los rejoneadores Rui Fernandes y Andy Cartagena, quienes tuvieron muy lucidas actuaciones, haciendo ellos todo lo bueno posible con toros sosos y parados, cada uno paseó un trofeo. Por otro lado, Antonio Domecq y Joao Moura se fueron sin trofeos, aunque en sus intervenciones tuvieron muy lucidos momentos. Ambos salieron al tercio para agradecer los fuertes aplausos. En fin, una muy entretenida exhibición del arte ecuestre taurino.

Deja un comentario