20 junio, 2021

EDITORIAL DEL 11 DE MAYO DE WWW.GENTETORERA.COM.

Los chinos bautizan sus calendarios con nombres de animales. Así, hay el año del mono, del dragón o de la rata ¡qué ya son ganas de nombrar así a un año!, por no hablar de lo chungo que tiene que ser haber nacido en esa añada.

Los chinos bautizan sus calendarios con nombres de animales. Así, hay el año del mono, del dragón o de la rata ¡qué ya son ganas de nombrar así a un año!, por no hablar de lo chungo que tiene que ser haber nacido en esa añada. ¿Tú de que quinta eles Chao Lin? ¿Yo? De la de la lata. ¿Y tú, Xu Yi ? Yo tuve más suelte, yo soy de la del tigle… Pues de seguir la cosa como hasta la fecha, vamos a tener que adoptar, no solamente los restaurantes con sus lollitos o sus holmigas subiendo al albol , incluso sus bazares o sus chinitas vendiendo losas. Habrá que acabar adoptando su calendario para bautizar las temporadas taurinas. A este la podíamos llamar la temporada de la EME, como ya decíamos en este mismo espacio la semana pasada. Y es que no habíamos terminado de digerir las EMES de Sevilla cuando han llegado dos nuevas a la actualidad taurina… La primera de estas emes sigue siendo sevillana, y no es otra que la eme de Murillo. El viernes conocíamos la noticia de que don Juan Eme, es decir, Murillo abandonaba su puesto en el Palco presidencial, tras presentar renuncia irrevocable a doña Carmen Tovar, que así se llama la ex alcaldesa de Castilleja, excelentes sus tortas de aceite, las de Castilleja se entiende, no las de la señora Tovar, ahora Delegada del Gobierno en la Junta de Andalucía… El motivo, vuelta a la eme, que aducía Murillo era que “estaba arto”, así literalmente, y “cansado de tirar solo del carro”. Una pena que un hombre tan íntegro, honesto y recto; que luego podía tener mejor o peor tarde a la hora de administrar justicia desde el palco, pero ante todo un hombre curtido, serio, respetado por todos, tenga que abandonar porque se siente sólo. Merece meditación esa palabra: ¡sólo!, de soledad… Y mientras trascendía esta noticia echaba a andar Madrid, también con EME, una feria de San Isidro de la que se han vertido auténticos ríos de tinta por las ausencias, que al parecer eran más importantes que las presencias… Un ciclo que arrancó con una corrida de EME, de eme de Martelilla, que más bien parecían toros de EME, de eme de mantequilla. Y que hasta la fecha ha dejado cosas interesantes para retinas que quieran ver más allá del fulgor del oropel barato de las orejas. Una feria que no has permitido ver un recital de nobleza en tres de los toros de la divisa verde, azul y blanca de Los Recitales, toros a los que no supieron sacar partido ni Curro Díaz, ni Ambel Posada ni Iván Vicente, que tuvieron el punto de mira, también con eme, tan torcido como el gesto de esos aficionados que la tarde anterior protestaron la oreja que un amplio sector de la plaza pidió para el hijo del Capea, y le fue concedida desde la presidencia aplicando fielmente el reglamento: “la primera, la da el público”… No es bueno hacer pagar a los hijos las deudas pendientes de los padres, y con Perico, nos guste más o menos su trazo, se actúo con el brazo ejecutor de la venganza… Ha dejado esta feria de EME de Madrid, además algunos claros en los tendidos. Una faena pinturera de De Justo, premiada con una oreja de justita petición. Pero sobre todo ha dejado dos muestras de valor sereno, templado, de ese que pone a prueba los corazones ajenos en las figuras de David Mora y Sergio Aguilar, que derrocharon testiculina a espuertas ante los enemigos que tuvieron enfrente. A Madrid hay que venir a jugársela aunque una porción del público tenga la poca sensibilidad de no reconocerte el gesto, y los empresarios, siempre tan insensibles, se olviden al cuarto de hora de tu gesta y no te pongan en provincias… En fin, que estamos ante otra semana de EMES, vaya tela con la letrita de marras…a ver si cambia el viento y se lleva las hojas del calendario con avidez para que entremos en el año de las TES, de triunfos.

Deja un comentario