17 septiembre, 2021

RECORDANDO LA FERIA DE ABRIL DE SEVILLA DEL 2009: POCOS TRIUNFOS Y UN FRACASO GANADERO.

Parte 3ª… NOVILLEROS. El jueves 17 había llovido en Sevilla y el viernes durante todo el día la amenaza de caer más agua estuvo presente.

Parte 3ª… NOVILLEROS. El jueves 17 había llovido en Sevilla y el viernes durante todo el día la amenaza de caer más agua estuvo presente. El tiempo era preocupante, pues en mi mente estaban frescos los recuerdos de las suspensiones que por la lluvia ocurrieron en la Feria de San Miguel. No obstante, la preocupación había sido innecesaria, pues la novillada comenzó a tiempo y el agua no cayó antes de comenzar el festejo, y la poca que cayó después de salir al ruedo el cuarto novillo no causó grandes molestias ni a los espectadores ni a los toreros. En cambio, el viento reinante molestó bastante a los tres novilleros. El encierro de Hijos de Celestino Cuadri estuvo y muy bien presentado, y de los seis utreros el primero y el segundo fueron nobles y bravos, aunque al final de la lidia se vinieron a menos. Los cuatro restantes blandearon buscando las tablas en donde se refugiaban a menudo. El quinto fue devuelto a los corrales por parecer estar reparado de la vista. Al matar al novillo que abrió plaza de una estocada trasera y atravesada, Pepe Moral dio la única vuelta al ruedo de la tarde tras una minoritaria petición de oreja. Comenzó su labor veroniqueando con clase al bravo utrero. Con la muleta toreó con estilo y empaque. En tres sentidas series de derechazos bajó la mano y templó para ligar los clásicos pases. Ya con la música sonando, logró cuajar dos tandas de naturales con similares buenos modos. Entonces, el animal se rajó, y el torero alargó en demasía la faena con un toreo encimista que no tuvo mucho eco en la audiencia. Con el rajado cuarto novillo, a pesar de sus esfuerzos no pudo lucirse y, al matar de una estocada, fue silenciado. Por otro lado, Miguel Ángel Delgado, al segundo novillo le ejecutó una faena intermitente con altos y bajos, en la que instrumentó algunos pases con buen estilo y sentimiento, pero en general ni en esta faena ni en la que le hizo al quinto utrero mostró estar listo para tomar la alternativa, la que ya está anunciada para que la tome en la próxima Feria de Córdoba. A Miguel Tendero le tocó pechar con los dos novillos de peores condiciones del encierro, ambos sosos y parados, y con ellos estuvo voluntarioso, aunque no tuvo… Continuara.

Deja un comentario