15 junio, 2021

RECORDANDO LA FERIA DE ABRIL DE SEVILLA DEL 2009: POCOS TRIUNFOS Y UN FRACASO GANADERO… LOS MATADORES DE TOROS…

5ª parte… Considerando que sería una tarea exhausta referirme detalladamente a todos los diestros que en estas quince corridas del abono ferial del 2009 han pisado el albero de la bella Maestranza, me limitaré primero a comentar sobre los diez diestros que obtuvieron trofeos, para luego decir algo sobre los maestros que sin obtener trofeos tuvieron actuaciones destacadas.

5ª parte… Considerando que sería una tarea exhausta referirme detalladamente a todos los diestros que en estas quince corridas del abono ferial del 2009 han pisado el albero de la bella Maestranza, me limitaré primero a comentar sobre los diez diestros que obtuvieron trofeos, para luego decir algo sobre los maestros que sin obtener trofeos tuvieron actuaciones destacadas. Además, aunque de paso, mencionaré a los pocos matadores de los se esperaba mucho más de lo que dieron de si ante el toro… Los diez diestros triunfadores se distribuyeron los catorce apéndice de la siguiente manera: tres se ganó Manzanares que las obtuvo en tres corridas; Talavante y “El Juli” dos, ambos actuaron en dos corridas cada uno; y cortaron un apéndice “Morante de la Puebla” en tres festejos, y Daniel Luque en dos corridas, mientras que Curro Díaz, Salvador Cortés, Luís Bolívar, Matías Tejela y Juan José Padilla se llevaron un trofeo en la única corrida en que actuaron… Información sobre los resultados de las actuaciones de todos los matadores, novilleros y rejoneadores que participaron en el abono ferial pueden verse en el adjunto Apéndice A, en donde aparecen escuetas reseñas de los dieciocho festejos. También he añadido el Apéndice B que muestra los ganadores de los diferentes premios otorgados a la excelencia por algunas instituciones hispalenses… CON TRES OREJAS: JOSÉ MARÍA MANZANARES… José María Manzanares era una de las bases del abono de feria y actuó en las corridas del 24, 27 y 30 de abril. En su primera actuación con un manso y apagado lote del encierro de “El Torreón” tuvo solo detalles de su exquisita y honda manera de interpretar el toreo, aunque sin lograr completar una faena redonda en ninguno de sus toros, aunque si lidió con inteligencia y clase. Ahora bien, sin la intensa entrega y ajuste que Manzanares acostumbra. Sin embargo, con la espada sí ejecutó la suerte suprema con verdad y efectividad. En su primero salió al tercio a saludar y en su segundo fue silenciado… Tres días después también oyó silencio al deshacerse del toro de Gavira que había remendado el encierro de Daniel Ruiz. En cambio su momento llegó, cuando parecía que no le llegaría, pues el grandote toro de la ganadería titular, el cual tendía a rajarse en las tablas, necesitaba la sabiduría y el valor de un maestro para que le sacara lo bueno que llevaba dentro. Lo encontró en José Marí, quien después de aguantarle con firmeza unos arreones, lo metió en la muleta para componerle templadas series de naturales con la derecha y la izquierda, en las cuales la firmeza, elegancia y el temple eran la norma. Con la música tocando y la gente de pie en los tendidos en algunos momentos de su inspirado hacer, después de rematar las series con sin iguales trincherazos, usó la espada como una señal de garantía para obtener un doble trofeo. Sevilla, de nuevo, estaba con este gran artista… El de Alicante se despidió de la feria el último día de abril, llevándose otra oreja y asegurándose de esa manera, al igual que en la feria del 2008, el ser el máximo triunfador de la feria. El festejo fue un tostón, pues los toros de “Torrealta” (o baja), que fueron mansos sosos y débiles, hicieron difícil el lucimiento de los toreros. El rayo de luz lo puso Manzanares toreando al brusco sobrero de “El Serrano” que salió en segundo lugar, el que sin llegar a ser bueno transmitía, y en mano de este gran maestro cambio a mejor, permitiéndole hacer su exquisito toreo, en el cual el poder se esconde bajo una gran templaza y un empaque supremo. A finales de la faena el toro se rajó, pero el diestro con firmeza le exprimió los últimos lentos y elegantes muletazos, entre ellos sobresalieron unos ayudados que fueron imágenes para alumbrar carteles de toros. Otro espadazo y otro trofeo para llevar a casa. Diga lo que diga el refrán ‘sí hay quinto malo’, especialmente en este encierro de “Torrealta”, y con él no hubo manera de que el diestro repitiera el triunfo… MAÑANA LO DE “EL JULI” Y TALAVANTE…

Deja un comentario