16 septiembre, 2021

UN FESTEJO PARA OLVIDAR, SIN PENA NI GLORIA EN SEVILLA, SOLO DESTELLOS DE FERNANDO TENDERO.

El novillo que abrió plaza se estrelló, literalmente, contra los burladeros. En tres ocasiones consecutivas, y en todas ellas con la cara por las nubes.

El novillo que abrió plaza se estrelló, literalmente, contra los burladeros. En tres ocasiones consecutivas, y en todas ellas con la cara por las nubes. Con esa condición de no bajar la gaita, fue recibido por Fernando Tendero a la verónica, sin que existiese acoplamiento en el saludo… El de Montealto acometió con cierta alegría al caballo en dos ocasiones, pero no fue debidamente administrado por el varilarguero en un excesivo castigo, lo que acusó después. Fernando, que brindó al respetable, estuvo dispuesto durante su labor, intentando conectar con los tendidos pese a la falta de transmisión del noble astado. Cogió ambas manos y en alguna ocasión dejó constancia de su estilo estético, pero sin poder ligar por la falta de recorrido del primero de su lote. Con el cuarto hubo emoción y buen toreo de capa al recibirlo a portagayola con varias verónicas ajustadas y bien trazadas, que terminaron con un susto sin consecuencias. Después de lo visto, eso fue lo más relevante de su labor, puesto que en la faena no llegó a entenderse un novillo colaborador. El manchego estuvo, nuevamente, dispuesto sin más ante un novillo que se vino a menos pero al que debió aprovechar en los primeros compases en los que tuvo embestidas francas… Román Pérez, triunfador de la novillada pasada, se enfrentó a un astado jabonero que, al igual que su hermano anterior, no dejó estirarse al francés y entró con prontitud al caballo. Pérez se dedicó a pasar al descompuesto novillo por uno y otro pitón sin decir nada en toda su faena. Hubo muchos pases y la sensación de estar sobrado en la cara del novillo, trazando los muletazos en línea sin fajarse en ningún momento… El quinto lució hechuras y cuajo de toro, probando mucho durante la lidia, lo mismo que hizo durante la faena del francés. Román continuó con la misma predisposición que con su primero, sin pasar de aseado ante el descastado utrero de Montealto. Al portugués Joao Augusto Moura se le vio algo verde para este compromiso, con demasiadas rectificaciones durante su actuación, sobre todo con el capote. Su toreo fue periférico, sin cruzarse y con muchos enganchones de las telas. A mitad de labor destacó algún derechazo con compostura pero sin continuidad, ante un novillo manejable que le pudo valer para algo más que saludar. La estocada le obligó a saludar. Cerró plaza otro novillo con cuajo, al que le costaba desplazarse en los engaños. El de Montealto, descastado, miraba antes de acometer y dio pocas opciones a Joao que, como sus compañeros, parecía tenerlo todo hecho… FICHA DE LA NOVILLADA DE SEVILLA… Sevilla. Domingo 7 de Junio. Media plaza… Novillos de Montealto, bien presentados, descastados y de poco juego en conjunto. Destacó el manejable 3º. Fernando Tendero, silencio y saludos. Román Pérez, silencio tras aviso y silencio. Joao Augusto Moura, saludos y silencio tras aviso. El banderillero Pedro Gonçalvez y Félix Jesús Rodríguez se desmonteraron tras parear al 3º y 4º respectivamente.

Deja un comentario