28 julio, 2021

LA BUENA, LA MALA Y LA FEA.

LA BUENA… Ahora da gusto ver la cara de Enrique Espinosa, “El Cuate”, el mismo que tan solo hace unos pocos días se liaba en feroz batalla con una dama

LA BUENA… Ahora da gusto ver la cara de Enrique Espinosa, “El Cuate”, el mismo que tan solo hace unos pocos días se liaba en feroz batalla con una dama a la que siempre se tiene que golpear hasta dejarla fuera de combate, de plano, tenemos que matarla, cosa que nunca logramos, acabar con ella a como de lugar a pesar de que es vengativa y jamás pierde, siempre regresa, tarde que temprano y entonces se cobra nuestras pasadas resistencias… Todos entendemos que se trata de la muerte y que la cara de Enrique es ahora de una sonrisa de lado a lado de su rostro, dejó terapia intensiva, pasó la gravedad de la tremenda cornada y en la actualidad, ya rodeado de sus seres queridos, estos han sido “su mejor medicina”, los afortunados “ayudantes” de los doctores, los causantes de que los ánimos del torero estén mas arriba de las nubes y… Y no falla nunca, el torero herido salva la vida y de inmediato le aflora la locura, sana y bendita, amor a la profesión, la inquietud de saber cuando podrá volver a torear, comienza de nuevo la cuenta por conocer la fecha de la reaparición, la muerte se aleja, la esperanza e ilusión retornan, por lo mismo creo firmemente que esta noticia es LA BUENA… LA MALA… La mala todos la conocemos, la escasez de festejos de todos los niveles, hablo desde luego por la republica mexicana, la cancelación de los mismos por motivos de salud y que nunca pudieron recatarse por completo en su debida oportunidad, a esto tenemos que agregar que aun que no llegan las lluvias, sabemos que las empresas le temen a estos tiempos, las fechas bajan notablemente y como colmo la posible solución, la televisión, ni enterados están de que existe una fiesta que no se juega con balón y con los pies… Bueno, a no ser que su pinche amarillismo voltee a los accidentes que se suscitan en los ruedos, a eso si “le atoran” con “singular alegría”, esto es lo malo, lo pésimo, que lastima que no lo vean como un negocio, que no le inviertan tiempo mas allá de pregonar lo malo, lo escandaloso… LO FEO… Las actitudes tan irrespetuosas de Rodolfo Rodríguez González, “El Pana”. Increíble que el tlaxcalteca ande promulgando por todos lados que el torero es un ser místico, que él mismo es el último romántico, que esto todo sea de solemnidad y sin embargo su comportamiento el pasado sábado en su tierra, Apizaco, fue todo un monumento de falta de respeto a quien le sigue, a sus alternantes, a los asistentes y a las autoridades… Algo raro sucedió independientemente de que de… “lo sublime al ridículo, solo hay un paso”, me dicen que ante “el empate” en el corte de orejas dado con “El Zapata” y Angelino, el trofeo en diputa, “La Maquinita de Plata”, se otorgo arbitrariamente al primero de estos. Y no porque su quehacer desmereciera ganarlo, nada de eso, la molestia de muchos asistentes se da por no existir consenso de por medio, previo a la entrega y eso acabó de descomponer el panorama… Hoy lunes deberá de conocerse si el veto que “propone”, Alberto Vázquez, juez de plaza en la mencionada corrida, a “El Pana”, que va desde año y medio, hasta de por vida para que no se le vuelva a programar en ese coso, “se autoriza” o archiva. Aparte de esto hubo otras faltas que definitivamente no son nada benéficas para la fiesta, que lastima que en esa tierra de tan buenos toreros, ganaderos y aficionados, sucedan estas irregularidades tan infantiles… Creo que solo esta nota merecía los tres adjetivos, BUENO, si se evitara, MALO Y FEO, por lo vivido… Nos Vemos.

Deja un comentario