17 septiembre, 2021

LA CRISIS NO PUEDE CON LOS TOROS.

Fiestas de “La Visitación” en Fuentesaúco… Zamora es, quizá, la provincia de todo el país que concentra un mayor número de festejos taurinos en el periodo estival. Todo cierto, sí. Sin embargo, este año va a ser diferente.

Fiestas de “La Visitación” en Fuentesaúco… Zamora es, quizá, la provincia de todo el país que concentra un mayor número de festejos taurinos en el periodo estival. Todo cierto, sí. Sin embargo, este año va a ser diferente. Los motivos son muchos y contundentes. En primer lugar, la crisis económica ha reducido los presupuestos que los Ayuntamientos tienen destinados para los festejos. Segundo, porque el problema de la lengua azul restringe la contratación de ganado de determinadas fincas. Y, por si fuera poco, los organizadores han de lidiar también con la nueva y exigente normativa taurina que, en definitiva, suponen una complicación en la organización de este tipo de eventos… En el recorte económico se sitúa la calidad del ganado. Según ha manifestado el Ayuntamiento de Fuentesaúco, habitualmente se presenta una decena de empresas a la licitación y, en esta ocasión, sólo dos lo han hecho. Esto se traduce en una reducción de la oferta, situando al Ayuntamiento en la tesitura de elegir entre sólo dos opciones. A juicio del alcalde, Jaime Vega, el ganado protagonista de los encierros carece del tamaño adecuado, inferior al de los astados tradicionales… Aún así, si el ganado es importante en espantes y encierros, también pesa la tradición y la sabiduría popular a la hora de ponerse delante del toro. Algunos defienden que los espantes actuales son menos vistosos que los de antaño, pero lo que también es cierto es que la ubicación y tradición de estos festejos en Fuentesaúco garantizan que el lucimiento de una fiesta que tiene a sus espaldas más de 400 años de antigüedad. En cuanto al cartel taurino, en principio los nombres garantizan la presencia de muchos aficionados en la Plaza de Toros. Vuelve Miguel Abellán, que salió a hombros el pasado año. En esta ocasión, llega a Fuentesaúco precedido de la mala tarde que tuvo el pasado lunes en las fiestas de San Pedro de la capital. En aquella ocasión, descentrado, no logró convencer con su primer toro y encrespó al público con su indolente actitud en el segundo… Le acompañan José Antonio Canales Rivera, primo de Fran Rivera, y experimentado diestro. El vallisoletano, de 35 años, también compartirá plaza con Juan Andrés González, salmantino de 26 años de edad. Toros para el sábado y rejones para el domingo. Los caballistas Ruiz Fernández y Samuel Lupi (hijo) comparten la tarde con Manolo Manzanares, que realizará en la villa saucana su presentación como rejoneador en Castilla y León. El festejo también tendrá lugar a las 19.00 horas. Las dos novedades con respecto del año pasado son mínimas. El concurso de cortes que el pasado año se celebró, dentro de la Liga del Corte Puro, desaparece de la programación. El Ayuntamiento local ha informado de que este evento suponía un importante sobrecoste en el programa, por lo que se ha quedado fuera en favor del desenjaule del viernes. Además, son muchos los aficionados que reclamaron la celebración de este desenjaule en detrimento del espectáculo de cortes, a pesar de que esta modalidad taurina cuenta con un buen número de aficionados en la zona de La Guareña… Por otro lado, se ha incluido el conocido por todos espectáculo denominado «Bombero-torero», que se celebrará el lunes, a las 19.00 horas. Esta actividad viene a sustituir la novillada que se celebraba en Fuentesaúco, que contaba con aficionados de la zona y que, a juicio de los responsables de Festejos, contaba con poca calidad y escaso éxito… Por otro lado, el empresario de la plaza de toros local, Julián Guerra, explicó que, a la hora de confeccionar el programa, han buscado «un cartel accesible a la situación de crisis por la que atraviesa el país e intentar mantener las figuras que tienen éxito en la villa». Guerra añadió que la incorporación del espectáculo taurino de «El bombero torero» ha tenido su origen en la búsqueda de «un atractivo de cara a los niños y a los jóvenes». Por lo tanto, también este último sector de edad tendrá su hueco en el programa festivo… La fiesta taurina está servida después de que hace escasas fechas se produjera la pedida de toros, después de la procesión de la patrona de la villa, la Virgen de la Antigua. Acompañada de numeroso público y de los niños que vienen de tomar su primera comunión, la imagen recorrió todo la villa. En cuanto a la pedida de toros, el escenario habitual, el teatro local, volvió a verse lleno hasta la bandera para asistir a la cita con la tradición. Esta misma tarde, con el desenjaule se abre el programa de La Visitación, que continuará con los espantes y encierros saucanos durante los cuatro primeros días.

Deja un comentario