15 junio, 2021

El Hoyo de las Agujas.

LO DE ECUADOR… Hace algún tiempo platicábamos sobre la situación que están viviendo en Ecuador con el Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión

LO DE ECUADOR… Hace algún tiempo platicábamos sobre la situación que están viviendo en Ecuador con el Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión sobre el veto o restricción que están teniendo con diversos contenidos y programas que se transmiten en aquél país, entre ellos los que tienen que ver con la tauromaquia, así como algunos dibujos animados como los Simpson… No imagino que en nuestro país se llegara a tanto, aunque se debe reconocer que se transmiten programas que definitivamente no debieran existir, sin embargo, cuando la intransigencia de unos cuantos prevalece sobre los gustos y aficiones de la colectividad, poco o nada se puede hacer… Sin lugar a dudas debe existir un órgano regulador de contenidos que determine horarios de transmisión y retire cualquiera que atente contra los intereses de la nación o bien golpee la moral y buenas costumbres, léase esto como algo lascivo o falto de la ética social de las mayorías… Los aficionados taurinos de Quito han tomado medidas para contraatacar esta postura unilateral del CONARTEL enviando un documento dirigido a Antonio García, Presidente de dicho organismo, en la cual le hacen saber el descontento por la resolución tomada en contra de los espectáculos taurinos… En el documento se solicita que se rectifique la resolución, ya que se fundamenta en la carta que “existen estudios serios que demuestran que los espectáculos taurinos no causan ningún tipo de trauma en contra de los menores de edad”, cuyo alegato es uno de los principales para prohibir la transmisión de imágenes taurinas… El lunes 17 de noviembre del año pasado se dio la resolución Nº: 5377-08, tipo: C que señalaba de manera textual en su articulo 1: “Dar cumplimiento al artículo 19 de la Constitución de la República del Ecuador y artículo 48 del Reglamento General a la Ley de Radiodifusión y Televisión, y en consecuencia, prohibir a las estaciones de radio y televisión la transmisión de programación, incluida publicidad de cualquier tipo, dentro del horario de las 06h00 hasta las 21h00, que evidencie escenas de violencia y crueldad expresa en contra de animales y/o personas, respecto de eventos relacionados con las denominadas “corridas” o “ferias taurinas” a nivel nacional”… Por su parte los aficionados taurinos unidos han emprendido una campaña de defensa a la fiesta brava y ahora vuelven a insistir señalando en el caso de los Simpson que “es probable que al analizar el contenido se encuentre que su lenguaje, que sus situaciones dramáticas y que su sentido final estén más cerca del público adulto y de adolescentes mayores que del público infantil”… De igual forma en el comunicado comentan que de igual manera “es probable que se encuentre que las corridas de toros son un espectáculo cruel y sangriento. Pero también es muy probable que en el marco de una política de regulación general basada en estudios científicos de comunicación y en opiniones especializadas, se encuentre soluciones creativas para que las familias que disfrutan las corridas de toros puedan verlas por televisión”… Agregan que “en materia de regulación de contenidos mediáticos hay que dar ejemplo de amplitud de criterio, de absoluta tolerancia a las diversas manifestaciones del espíritu humano, de respeto a las libertades que implican las elecciones personales, y hay que promover la responsabilidad de la familia en la educación ética de sus miembros antes que la de los censores estatales”… Si esto se está dando en un país como Ecuador en donde se dan unas 200 corridas de toros, sobre todo entre los meses de junio a septiembre y tienen como plazas principales Ambato, Guayaquil, Riobamba y desde luego Quito, que podemos esperar en otras naciones en donde apenas llegan a los cien festejos, ojala que reconsidere y revoque esta resolución para acabar con la censura que están teniendo los espectáculos taurinos… Vaya desde acá nuestro apoyo y fortaleza, tanto moral como letrica para que la libertad de expresión, la permanencia de tradiciones y sobre todo el libre albedrío de cada una de las personas sea quien tome la determinación de que le interesa leer, ver o escuchar en cada uno de los medios de comunicación, tanto escritos como electrónicos.

Deja un comentario