12 junio, 2021

¿SE VA JOSÉ TOMÁS?.

Nos falta saber promocionar en general toreros, ganaderías, plazas etc., no tiene ningún sentido que dependamos de un solo elemento. En fin…

Nos falta saber promocionar en general toreros, ganaderías, plazas etc., no tiene ningún sentido que dependamos de un solo elemento. En fin… que el mundo del toro necesita un reciclaje en marketing, pero ya… La Fiesta de los toros, en la actualidad, no puede depender de un torero, por gran figura que este sea. Tenemos muchos motivos para ilusionarnos, toreros, el toreo en sí (se torea mejor que nunca), capítulo aparte, está la calidad del ganado que se lidia, pero en fin puede ser otro motivo de ilusión, el intentar mejorarlo al máximo… Estos días está circulando un rumor por los tendidos de la plaza de Barcelona, que de ser cierto, no es una buena noticia, desde luego; se dice que José Tomás se va a retirar definitivamente de los ruedos, en septiembre, en “La Monumental”, en la corrida de La Mercè. Está por ver cuanto de verdad hay en ello y no esperemos, que el diestro de Galapagar, salga a desmentir o a confirmar nada, o sea, que ahora nos tocará estar en suspense hasta el final de la temporada en la ciudad condal. Por un lado en caso de confirmarse, es triste porque se iría un gran maestro, único e irrepetible, con el disfrutamos, capaz de llenar las plazas, y hacer correr ríos de tinta, cosa que ahora mismo, no hay ningún torero igual, que provoque colas unos días antes, para conseguir una entrada y de paso acabar con el papel, traer a aficionados de todo el mundo y que cada corrida en la que actúe sea todo un acontecimiento. Sería algo que la Fiesta, no puede permitirse en estos momentos. Pero de alguna manera, seguimos a lo de siempre, la comodidad de los taurinos; como José Tomás ya nos va bien, nos salva de muchas cosas, pues para que preocuparnos de más. ¡Pues ahí lo tenemos!, no se puede depender de un torero, que en un momento dado, puede decidir, legítimamente, faltaría más, dejar los ruedos. Hemos de buscar otras alternativas, que las hay. A Tomás, agradecerle siempre, su calidad como torero, que seguramente ahora mismo es incomparable y el llenar las plazas, el que se hable de él constantemente y ese hálito de misterio que arrastra tras de sí, que quizá es uno de los elementos, que le haga más atractivo e interesante, para el público. Pero lo que es incomprensible, como no podemos llevar ese fenómeno a otros diestros, hemos de saber también crear mitos, el mundo del fútbol, por ejemplo lo hace constantemente, a veces, con razón, otras se trata de un simple bluff, pero lo hacen, ilusionan al aficionado para que acuda a los estadios. Que el Real Madrid ficha a Cristiano Ronaldo, el Barcelona, a Ibraimovic, el Inter a Eto’o, todo el mundo comenta y pretende tener en su equipo al francés Ribery, por hablar de los primerísimas espadas, aunque también el mundo del balón, ha sabido vender muy bien a la llamada clase media de los futbolistas. Es decir cuando se marcha un jugador importante de un equipo, normalmente, se le suele sustituir, por otro igual o mas importante e incluso por dos o tres jugadores de un gran nivel que en su conjunto también puedan tener un gran interés para el aficionado. En los toros, que está José Tomás, pues muy bien y si no, oigan, hay que saber vender a Ponce, Manzanares, Perera, “El Cid”, “El Juli”, Cayetano, “Morante de la Puebla”, Castella y algunos más que se podrían añadir, exceptuamos aquí un poco “El Fandi”, que si que quizá le hemos sabido promocionar más, pero los demás toreros que he nombrado y se le pueden sumar otros muchos, seguro que ustedes, en este momento tienen en la cabeza a alguno que se me habrá pasado por alto, e incluso por su gusto personal, pues son matadores, que tendrían que llenar todas las plazas y tener una importancia casi como la del monstruo de Galapagar, es más si no por si solos, por lo menos en conjunto, calidad y personalidad, les sobra. Por nuestro bien, mejor que este rumor, quede, en eso, pero de todas formas, debe hacernos reflexionar, para el momento en que dicha circunstancia pueda darse, no nos pille como siempre, en pelotas. Debe haber vida después de José Tomás. La opinión de David Guillén.

Deja un comentario