31 julio, 2021

TOROS SOCUELLAMOS; SOLO OJOS PARA LOS NATURALES DE “EL CID”.

Toros de “Juan Albarrán”, correctos de presentación, flojos en conjunto aunque desiguales de comportamiento, destacando el 4º y el 6º. Rivera Ordóñez, oreja y oreja. Miguel Abellán, dos orejas y oreja. “El Cid”, dos orejas

Toros de “Juan Albarrán”, correctos de presentación, flojos en conjunto aunque desiguales de comportamiento, destacando el 4º y el 6º. Rivera Ordóñez, oreja y oreja. Miguel Abellán, dos orejas y oreja. “El Cid”, dos orejas y ovación tras aviso. Presumía la tarde agua, viento y granizo en carretera hubo de todo y al llegar a la plaza la ventisca de premio, todo bajo el ritmo y el publico en tres cuartos cubrió el aforo de la coqueta plaza socuellamina el cartel de interés… RIVERA ORDOÑEZ: Un torero que pisa muchas plazas y que a buen seguro merece un descanso su mediatidad lo mantiene así su tauromaquia pobre de espíritu y ganas así como fácil y sin pisar terrenos comprometidos, el achaque del aire en principio no lo fue durante la lidia que paro y el diestro todo lo hizo en tablas con muchas ventajas fuera de sitio y con el medio pase en su primero mas broco y de corta embestida y en su segundo mas franco y noble no se apretó para nada , en banderillas aseadito sin cuadrar en la cara y gracias que hoy la espada funciono , entera en su primero y pinchazo y estocada entera en su segundo paseo dos orejas una en cada toro. MIGUEL ABELLAN; Destaco con el capote n sus dos toros variado y con muchas ganas, la verdad su lote fue el mas deslucido y casi todo fue por ganas mas que la lucidez de su toreo de mas a menos los derechazos a su primero tuvieron ligazón aunque faltos de temple al natural intento y vuelta a la derecha adornos y estocada para dos orejas de excesivo premio, en el quinto consiguió otra después e pinchazo y estocada por una labor a troce y moche querer y no poder con el medio pase y varios enganchones eso si con la complicidad del publico que estuvo con él toda la tarde… MANUEL JESUS “EL CID” Con el burraco mas pequeño del encierro dejo un ramillete de verónicas a cámara lenta candidatas todas a carteles de toros y en esos momentos el viento si estaba presente mas merito aún, el toro blandeo en el caballo y “El Cid” lo cuido para desarrollar toda su magia en la muleta tres series de naturales pusieron a todos de acuerdo mano baja larga y bien rematadas atrás después los redondos y la estocada entera y trasera para dos orejas de ley. En el sexto apareció “El Cid” de las grandes tardes que forma de torear al natural llevándose el toro a los medios y ligar cuatro series interminables arrastrando la tela la plaza era una locura “El Cid” alargo la faena las series se sucedían una tras otra todas llenas de temple la derecha los faroles las trincherillas andándole lenta y parsimoniosamente al burel , cuando empezaban las peticiones de “indultitis” apareció la famosa Tizona de “El Cid” dos pinchazos y siete descabellos dejaron la hermosa obra en un tremenda gran ovación y el torero cabizbajo se refugio en tablas, la obra maestra quedo para el recuerdo de esta plaza y aplausos al toro. Salida a hombros de los tres.

Deja un comentario