25 septiembre, 2021

“LO QUE DICES SUENA TAN FUERTE QUE NO OIGO LO QUE ME DICES”… JESÚS DELGADILLO, “EL ESTUDIANTE”.

Negro es el panorama taurino que el matador Jesús Delgadillo López, “El Estudiante”, ve en la fiesta taurina mexicana.

Negro es el panorama taurino que el matador Jesús Delgadillo López, “El Estudiante”, ve en la fiesta taurina mexicana. Es Jesús un hombre hiperactivo que en la actualidad está al pendiente de su negocio, el hotel “Versalles” en esta su ciudad natal, Aguascalientes, por la colonia del que toma el nombre el establecimiento de hospedaje, ahí de seguido platicamos largo y tendido, somos amigos de toda la vida y esto me da la confianza para formularle preguntas un poquito subidas de tono… Conozco muchas partes y épocas de su vida como torero, desde novillero, tiempos que fue un verdadero ídolo en la ciudad de Guadalajara, en la desaparecida plaza “El Progreso”, un real santuario lleno de taurinismo, de ese que ya no existe en la actualidad en coso alguno, del desaparecido “Toreo de Cuatro Caminos” y ni se dude de la “Alberto Balderas” de Ciudad Juárez, fue “El Estudiante” un novillero puntero… Tiene a la mano un periódico local en el cual ve la foto de un joven matador “luciendo” una beisbolera cachucha con la visera al revés y socarronamente dice… “Míralo con esa gorra de pelotero, como si estuviera bajando botes de escombro y directo al camión de volteo, listo a irse el cascajo a los tiraderos, y, lo que dices suena tan fuerte que no oigo lo que me dices… Pocas veces he escuchado a Jesús profundizarse así, no es muy dado ha hablar, es generalmente muy moderado, continua… “He notado que hablan de mas los muchachos nuevos, desde las criaturas hasta los ya doctorados, hablan en todos los medios que serán figuras del toreo, porque mejor no imitar al que elude esos periodistas y sin hablar ni dar entrevistas, con su muleta y espada, calladito es el numero uno, mucha sencillez, cuanta humildad en este gran torero que jamás viste una gorra de pelotero, José Tomás, no reflexionan que el español lo que mas hace es permanecer con la boca cerrada, nada de declaraciones baratas, publicidad corriente, él no habla, él grita ensordecedoramente con lo que hace en el ruedo, a eso se le llama categoría, una figura, nadie lo duda, hasta en eso deben de fijarse y prohibirles en las escuelitas actuales, boca cerrada y fuera cachuchas ridículas, para ser torero hay que parecerlo”… No intervengo, no interrumpo, solo recuerdo aquel lejano abril de hace ya 50 años que la plaza “San Marcos” lo recibe para hacerse matador de toros, meses después confirmar su alternativa en la plaza “México” y tener que renunciar a ella para viajar a España y hacer campaña empezando de cero, me confía lo siguiente… “Mataba una novillada en San Sebastián, en el patio de cuadrillas veía de reojo a “Rafaelin” Valencia, tan joven que podría ser mi hijo y yo alternaba con él, mi asombro fue mayor cuando en el ruedo noté su técnica, saliendo del coso vi que el mexicano va sin la adecuada preparación, no lo pensé mucho y me dedique a entrenar, a preguntar, a acercarme mas a Julio Aparicio, a aprenderle lo mas que se pudiera, era un maestro y era mi amigo, no desaproveche esa positiva circunstancia afortunadamente, de mucho me sirvió para volver a tomar la alternativa en Barcelona y confirmar en Madrid”… Esto me hace recordar cierta tarde no muy lejana que Rene Rivera comentaba algo al respecto… “Aquellos toreros del pasado eran heroicos, Abel Flores, Fernando de la Peña, “El Estudiante”, “Chano” Ramos, Gabino Aguilar, Jaime Bravo, Jesús Peralta, Antonio Sánchez, “Porteño” y muchos mas lograron sobresalir con conocimientos muy raquíticos, consejos entre ellos mismos y sin embargo se ganaron un nombre allende el océano, hoy los actuales ni toreros parecen”… Muchos coinciden que la nueva imagen de los jóvenes refleja todo, menos la antigua “percha” tan significativa de aquellos que deseaban hacerse toreros, las hoy tan mencionadas y polémicas cachuchas beisboleras, aguados “pant´s”, declaraciones inverosímiles y de niveles que ni las figuras se atreven a hacer, empresas que están acabando con la excelente labor de taurinos como los que ya habíamos mencionado en este espacio, el doctor Alfonso Gaona, Ignacio García Aceves y varios mas, de elegantes figuras varoniles como las de un gallardo Gregorio García, Alfonso Ramírez, “El Calesero”, Carlos Arruza, Lorenzo Garza, hoy una modernidad “cachuchera” que salta a la vista, esta fuera de cacho, las escuelas taurinas que ya se caen de viejas y sus logros no se ven ni con lentes de aumento, es la triste realidad de la fiesta nacional… Le recordamos a “El Estudiante” que él también cortó un apéndice en Barcelona, un rabo en Bilbao, apéndices en Palma de Mallorca, que fueron varias las tarde que en Madrid le vieron actuar con éxito y paseando en sus manos la oreja de alguno de sus enemigos, que toreros de la talla de Fermín Murillo y “Curro” Romero aceptaron de buena gana darle la alternativa en la ciudad Condal, un hombre con firmes motivos mas que suficiente para hablar del tema, él mismo en la actualidad “parece torero”, torero lo fue y lo sigue siendo, conserva “la percha” hoy perdida en los jóvenes, bueno fuera que “los sabios” se acercaran a solicitar les comparta sus conocimientos, solo con él unos segundos y de inmediato se percataran que fue un torero lleno de técnica, Jesús era buen torero, Jesús es buen hombre, no creo se negara, lo malo es que su hotel lo absorbe, es hiperactivo. Logramos hacer una cita en un cercano futuro y continuar con esta interesante charla, nos despedimos no sin antes escuchar como un leve murmullo salido de sus labios… “Se torea como se es, lo dijo don Juan Belmonte, estos muchachos como quieren ser toreros si lo que menos parecen así, es ser toreros”… Nos Vemos.

Deja un comentario