17 septiembre, 2021

ALBERTO LAMELAS TRIUNFO GRANDE EN CASTELLAR, JAEN.

JUAN JOSE PADILLA(Azul pavo) Poco o nada pudo hacer con el mastodonte primero un toro gordo de mas de seiscientos kilos

JUAN JOSE PADILLA(Azul pavo) Poco o nada pudo hacer con el mastodonte primero un toro gordo de mas de seiscientos kilos que apretó en el capote y en el caballo aprovechando que el piquero salio sin puya, insólito, hasta que cambio el de Jerez, puso dos pares de banderillas como si de pasar el tramite fuera la cosa haciéndose de rogar mucho, lastima que no pareara Vicente Yesteras, en fin el diestro muleta en mano se fue a la cara del toro con ojos portugués lo macheteo en la cara y se fue a por la espada el bicho no merecía otra cosa, silencio… En su segundo otro mastodonte que se dejo algo, larga en el tercio y oficio para estar allí, otra vez las banderillas esta vez con mas aplomo aunque a toro pasado, incluido el del violín, la faena pobre y el publico a favor de los toreros ante tanta falta de casta de los toros, poco tuvo que hacer para pinchazo y estocada baja y pasear un niño las dos orejas que no el torero y que después tampoco salida hombros dejando solo al jiennense… ALBERTO LAMELAS (Blanco y plata) Fue el triunfador numérico y artístico, a su primero que lo recibió con tres largas en el tercio para después dar dos verónicas con sabor, con la muleta lo sometió y bajo la mano bien y templando la suerte unido a su interés y voluntad de querer ser algo en este oficio, el toro fue a menos y Lámelas lo sometió hasta en las “bernardinas” finales muy ajustadas, el volapié de ley y dos orejas de peso, paseo por el ruedo. En el cuarto un regalito en los dos primeros tercios, manso de libro, oliendo el albero y rechazando los castigos, vamos todo un candidato a banderillas negras, derribo con estrépito al picador Ignacio Sánchez contra el callejón resintiéndose de la cadera pasó a la enfermería sin mas consecuencias, el animal mejoro con los castigos pero quedo muy parado y Alberto lo hizo todo estar delante de el bicho ya tenia merito su labor encimista y una estocada algo baja le hizo pasear otra oreja saliendo a hombros solo ante la osadía de Padilla de salir corriendo, simplemente una foto a hombros ante un novel en su segundo festejo como matador de toros bien valía el gesto y no el que ofreció… CASTELLAR (Jaén). Tres cuartos de plaza. Toros de “Francisco Luís Caldeira”, descastados y desrazados y pasados de romana 1º y4º con peligro este muy protestado. Juan José Padilla, silencio y dos orejas tras aviso de bajo peso. Alberto Lámelas, dos orejas de merito y oreja.

Deja un comentario