17 septiembre, 2021

LA ÚLTIMA COLETA DE IGNACIO SÁNCHEZ MEJÍAS.

Dionisio Pérez lleva media vida coleccionando objetos relacionados con una de sus mayores pasiones, el mundo de los toros.

Dionisio Pérez lleva media vida coleccionando objetos relacionados con una de sus mayores pasiones, el mundo de los toros. Entre los tesoros que el propietario del conocido hostal y restaurante Saga ha recopilado a lo largo de estos años, seguramente el más valioso es la coleta que el malogrado torero Ignacio Sánchez Mejías lució en la plaza de toros de Manzanares el día de su mortal cogida… Durante más de cuarenta años, Dionisio Pérez, conocido por los vecinos de Manzanares como “Tete”, ha recogido distintos objetos curiosos y algunas “joyas”, que ya representan retazos importantes de la historia de la ciudad. Gracias a su profesión, ya que Pérez se ha dedicado toda su vida a la hostelería y regenta el conocido hostal restaurante “Saga”, ha conseguido recopilar todo tipo de artículos singulares, con los que ha conformado su propio museo… En tres secciones ha dividido Dionisio Pérez su particular colección, representando cada una de ellas sus tres pasiones. En la parte dedicada a la tauromaquia pueden encontrarse fotografías de todas las épocas, bellos carteles de festejos, camisas de torear y algún que otro presente que los propios toreros trajeron al coleccionista, como un sombrero que llegó a sus manos tras una corrida en México… Otro de los rincones de su pequeño museo está dedicado a Manzanares y su comarca. Allí, entre otros objetos curiosos, pende de la pared una colección de bastones olvidados por sus propietarios en su negocio. Por último, también tienen cabida allí los recuerdos más entrañables de su equipo de fútbol, el Real Madrid… Además de las camisas de torear de Vicente Yestera y Víctor Puerto, ocupa un lugar destacado en su colección taurina un apreciado y curioso objeto. Pérez conserva con sumo cuidado la coleta que lucía el malogrado matador Ignacio Sánchez Mejías la trágica tarde del 11 de agosto de 1934, en que fue corneado… Una coleta con historia. Cuenta Dionisio Pérez que la coleta llegó a sus manos a través de los descendientes de quien la recogió del albero, hace setenta y cinco años. Un hombre perteneciente al voluntariado de Cruz Roja saltó al tendido para atender al diestro, tras la fatal cogida que le propinó el astifino “Granadino”, al iniciar la faena de muleta sentado en el estribo. En aquel momento de tensión, recogió la coleta del torero, que quedó abandonada en la arena de la plaza… Cuando días después contactó con sus familiares para entregársela, la esposa de Sánchez Mejías se la regaló al manzanareño que la había recogido. Asegura Pérez, que el motivo por el cual devolvió la coleta de su esposo fue que estaba hecha de cabello natural, perteneciente a la conocida bailaora y actriz Pastora Imperio, de la que se rumoreaba era amante del famoso torero… En una ocasión, Dionisio Pérez le prestó la coleta de Ignacio Sánchez Mejías al torero Juan José Padilla, que la lució en una faena en Sevilla. Desde ese momento, el apreciado objeto no se ha separado de su lado y permanece custodiado en una urna de cristal, cerrada herméticamente, junto a otros recuerdos del fatal acontecimiento.

Deja un comentario