14 junio, 2021

UNA TRISTE NOTICIA… UNA BUENA NOTICIA… LO BLANCO Y LO NEGRO EN LA FIESTA Y EN LA VIDA.

“Entre la vida y la muerte, en ese paréntesis, hay arte, hay valor, hay fama, hay triunfos, hay dinero… y hay cornadas”…

“Entre la vida y la muerte, en ese paréntesis, hay arte, hay valor, hay fama, hay triunfos, hay dinero… y hay cornadas”… Así es la vida y en este mundo existe el blanco y el negro, lo bueno y lo malo, sinónimos al fin, así lo hemos estipulado los humanos, el gusto y el dolor, en veces van de la mano el gusto y el dolor, así es la vida… Afortunadamente no hemos perdido la satisfacción y don de emocionarnos, de deprimirnos, de caernos y de levantarnos, hoy fue al contrario, desgraciadamente, primero nos alucinamos y luego el estomago se nos “apachurro”, hoy nos dio gusto conocer que Joselito Adame volvió a abrir la “puerta grande” en Torremolinos al cortar dos orejas y encontrarse con un sinvergüenza sentado en el palco de la autoridad que le negó dos mas, una en cada toro. Las estadísticas nos dicen que dos apéndices cortaron también sus alternantes, Salvador Vega y Pedro Gutiérrez Lorenzo, “El Capea”, con toros de “Osborne”, nos dio gusto saber que el hijo de doña Estela y don José Guadalupe continua triunfando por ruedos peninsulares, cuando estábamos ya muy cerca de llegar a la ciudad de Zacatecas, a donde nos dirigíamos a presenciar la ultima de las novilladas, nos informaron desde España que Arturo Saldívar había caído gravemente herido, que estaba siendo ingresado a la enfermería, el tono de la voz de Luís Miguel Olivares Ocaña se cortaba, se le notaba muy nervioso, alterado decía… “Esta inconciente, ha perdido mucha sangre, es la femoral, se ha vaciado”… Por supuesto que producía escalofrío escucharlo, pasados unos minutos volvió a llamar, temíamos lo peor, con ciento o miles de temores contestamos… “Oye Pedro, le han estabilizado y se lo llevan a Toledo, al “Virgen de la Salud”, es muy grave la cornada pero ahora lo veo mas tranquilo, va demacrado, a Toledo son 38 kilómetros pero mas vale, va en buenas manos y los doctores allá contaran con todo”… Sí, duele decirlo, duele pensarlo, la cornada ahí está, va muy pegada a los riesgos, primero salvarle la vida, cosa que al parecer ya se hizo, ya la libró, posteriormente a salvarle la pierna y cuidar, “con lupa”, que las infecciones no aparezcan… Arturo es joven, conocemos tiene carácter fuerte y mucho amor a su profesión, eso con seguridad le esta ayudando enormidades… Hablamos con Carlos, su señor padre para “saludarlo”, le notamos calmado y esto dice mucho, la noticia se la dieron Julio Esponda y Juan Cubero, su maestro y que estaba en la plaza y nunca se despego de Arturo, ya no insistimos para nada, a los pocos minutos el mismo padre nos llamó, todo bien dentro de lo que cabe, ahora solo a esperar, el tiempo tiene la ultima palabra y rogamos a las alturas que el torero salve bien las incomodas pero importantísimas 72 horas… Lo dicho, hoy apareció lo blanco y lo negro, lo bueno y lo malo, reflexionamos un poco y vemos que los toros dan triunfos, dinero, fama… y cornadas. Lo dijimos al principio… “Entre la vida y la muerte, en ese paréntesis, hay arte, hay valor, hay fama, hay triunfos, hay dinero… y hay cornadas”… Nos Vemos.

Deja un comentario