16 septiembre, 2021

ME ADHIERO A “LA TOMA DE ZACATECAS”.

Terminó la primera historia de “la toma de Zacatecas” por parte de Manuel Sescosse, Juan Enríquez y Ramiro Alatorre, con los correctos auxilios de Felipe Pescador y Oscar Fernández Sánchez

Terminó la primera historia de “la toma de Zacatecas” por parte de Manuel Sescosse, Juan Enríquez y Ramiro Alatorre, con los correctos auxilios de Felipe Pescador y Oscar Fernández Sánchez, las tres novilladas con la que inician la administración del coso vieron su fin y el balance, por favor no me pregunten de la organización, las gradas con sus excelentes entradas son el mejor testigo y aval, ellas hablan por si solas… En lo taurino no les fue tan mal… Hubo de todo, novilleros que mostraron un verdor aterrador a pesar de tener varios años en esto, Montes, otros con un verdor tono de majadero, Escobedo, otro con una vergüenza más grande que “La Bufa”, Jorge Didier, uno ya listo para empresas mayores, Galán, el alentador y buen paso del local Antonio Romero, y si esto no es positivo pues entonces me caí que soy un petardo pa´ver toros, a los toreros hay que verlos varias tardes y si estas no continúan, “pos” ni en la tele pues… Y no nos hagamos tontos, pendejos dicen en mi rancho, años hacia que en Zacatecas no se veía tanta seriedad en la materia taurina, inclusive sé que existieron personas que asistieron al primero de los festejos con un pase de cortesía y hubieron de regresar a las dos siguientes ya con boleto pagado, esto el altamente positivo por donde lo veamos, “se hace camino al andar”… Me declaro abiertamente del lado de este tipo de empresas, y de todas las que hagan lo mismo, pongamos un sencillo ejemplo que lo entenderán hasta los antitaurinos que quieren partirle la madre a la fiesta en ese lugar… Zacatecas fue la cuna de la ganadería brava mexicana y sin embargo no es productora de toreros importantes, hoy que las cosas comienzan a darse, seria de estúpidos, pendejos dicen en mi rancho, meterles zancadilla a los muchachos y a quien proporciona la lumbre y el comal para preparar el guiso… Ahora que si alguien no esta de acuerdo la cosa es muy sencillita, que solicite audiencia con los gobernantes y les sugiera el nombre de la persona que debe de manejar el coso, esperando que no salga con el sorbo de proponer a Marco Castilla, a Cabral o de ser capaz de decir que Pedro Haces o Rafael Herrerías serian una Cenicientas casada con Harry Potter y amante de David Copperfield… Una muestra mas… Y mejor no la escribiré, la dejo al criterio de los lectores, ellos, ustedes, son los mejores jueces. Así de fácil, así de sencillo, valen más sus opiniones que cualquier otra. Yo me uno abiertamente a la empresa, por mala que la quieran ver es mejor que muchas de las pasadas, intereses personales no valen ni en el caritativo “Monte de Piedad”… Creo tener el suficiente valor para decir de frente cual es mi criterio y dejar ver mis desacuerdos, son mis amigos y creo son personas inteligentes, con un “IQ” no exento de errores pero abierto al dialogo, y esto que sigue creo debo de ponerlo, de escribirlo… “Hay que ser infiel, pero nunca desleal”, la fiesta nos ha dado mucho, es hora de regresarle algo por poco que sea y estamos prestos para publicar lo que no nos parezca, nuestro criterio, criterio propio, propenso a errores, no somos perfectos, somos personas que queremos ver a un México con toreros de exportación, ya basta de golpes bajos, la critica es saludable, higiénica, máxime si lo mostramos de maneras sanas, y en todos lo temas, antes de que nos estacionen en el tema de “pegar por pegar”, dar opciones es también tarea de todos. Por cierto que al parecer se acepto nuestra sugerencia para que en las tardes en que actúen niños, en el palco de la autoridad estará presidiendo un menor en cada becerro, por supuesto que debidamente asesorados, eso también es “escolaridad” y lo digo fuerte y quedito, fue idea nuestra. Inclusive parece ser que la presidencia municipal extenderá un nombramiento de “Juez de Plaza por un Día”, “truco” motivante para los críos, en ellos esta el futuro de la fiesta, si no se hacen toreros serán conocedores aficionados… Si ni hubiese festejos no habría negocios, venta de cerveza, de cojines, de esquilmos, no nos darían publicidad a los medios de comunicación, a los portales, los hoteles se convertirían en “ratoneros, de paso y por “ratitos”, de nada valdría presumir que… “orgullosamente soy de Zacazonapan”, de “Tinguindin”, o de “Pendecuaro”… ¡No los hagamos pandos antes de tiempo!… Nos Vemos.

Deja un comentario