16 junio, 2021

TIJUANA… ÍBAMOS MUY BIEN…PERO.

De manera abrupta corre el fuerte rumor que la temporada taurina 2009 en Tijuana ha llegado a un tumultuoso fin antes de lo programado.

De manera abrupta corre el fuerte rumor que la temporada taurina 2009 en Tijuana ha llegado a un tumultuoso fin antes de lo programado. La empresa ha declarado en varios medios que mientras no sea removido el actual juez de plaza, Jaime González Cota, no dará una corrida más. Esto tiene otro tipo de connotaciones. Esto tiene otro trasfondo. ¿Han sido las actuaciones del juez de plaza tan negativas para detener una temporada en una plaza tan importante cómo lo es Tijuana?… Definitivamente no. Claro que no todos han estado de acuerdo con algunas de sus decisiones por algunos indultos y que de pronto el biombo luce más cómo escenario teatral que “Palco de Autoridad” por lo expresivo que de pronto se muestra Usía, pero no pasa de ahí. No entraré en el debate si en la corrida pasada el primer toro de Alejandro Amaya debió ser devuelto o no, pues unos decimos que escuchamos el cambio de tercio y otros afirman que éste nunca se dio, y que fue correcto y reglamentario haberlo echado para atrás a pesar del la banderilla que le colgaba del morrillo… Pero si ha Rafael Herrerías no lo justificó nadie cuando cerró la “México” por un enojo con un juez, creo que ha Alberto Bustamante, director de “Producciones BUSA”, quien hace empresa en Tijuana, no habrá aficionado que se lo aplaudirá. Por lo contario, creo que Alberto debe estarle agradecido a la afición de la ciudad por su patrocinio y no pagarle de esta manera. Esto lo vemos nosotros desde afuera y con la poca sapiencia que nos han dado los años de ver la fiesta y ver toros… Y precisamente por lo mismo no dejamos de aplaudirle a la empresa el gran esfuerzo publicitario que ha realizado durante la presente temporada. Nunca se había visto en esta ciudad tanta publicidad bien presentada para anunciar corridas de toros. Creo que Alberto logró su objetivo primordial: Meter a la gente de nuevo a los toros. ¿Y ahora dejarla ir?… Nadie sabe lo que pesa la loza, sólo quien la carga y quizás el techo financiero de la empresa se colapsó y no ha sido tan redituable tanta inversión cómo se suponía. Esto es más creíble que detener una temporada de supuesto éxito por las actuaciones del biombo, un biombo que si bien, repito, ha tenido sus detalles igual que en todas las plazas del mundo, pero que a fin de cuentas creo que ha sido tolerante con quien hace empresa no exigiendo trapío en demasía a los encierros y permitiendo por ejemplo, que un toro con un pitón muy flojo fuera lidiado. O en la primera corrida cuando por el deseo del mismo empresario, un toro que mostró un leve defecto fue cambiado por otro al que “Pepehillo”, torero de la tierra, le hizo la faena. Por todo esto no dejo de reflexionar que la empresa no está bien asesorada en materia de toros y que tal vez pone atención a quien busca otro tipo de intereses y no el bien común de la fiesta…Íbamos muy bien, pero….algo pasó.

Deja un comentario