13 junio, 2021

“POR EL BIEN DE LA FIESTA”

Cada vez que pretendo dejar de escribir sobre el enorme desarreglo taurino que impera en mi natal Tijuana y limitarme sólo a lo que debo hacer que es escribir sobre toros y toreros

Cada vez que pretendo dejar de escribir sobre el enorme desarreglo taurino que impera en mi natal Tijuana y limitarme sólo a lo que debo hacer que es escribir sobre toros y toreros, algo acontece que me hace revertir de nuevo a tocar el tema. No es para menos, esto ya se ha convertido en una telenovela con matices de tragedia. Muchos actores en escena. Muchos aprendices de actores queriendo escalar y que los vean. Viejas rencillas que estaban en remanso avivadas nuevamente por la facilidad que en ocasiones da tener un teclado o una pluma a la mano y arremeter contra el contrario sin el más mínimo remordimiento ni recato. Y justo a la mitad del campo de batalla está el siempre mal ponderado aficionado, amenazado de ser privado de su fiesta predilecta por tanto dimes y diretes. Pero vamos resumiendo los eventos más sobresalientes para aquellos que no están informados. A raíz de la devolución de un toro por parte de la autoridad, el director de Producciones BUSA, empresa que da toros en Tijuana, recalcitrantemente afirmó que no más corridas hasta que las autoridades municipales removieran al actual juez de plaza. Esto tiene los matices de “o lo haces, o me voy” y es acorralar a la autoridad para que tome una decisión. Trillada resulta la frase POR EL BIEN DE LA FIESTA y somos muchos quienes nos abanderamos con el concepto para lograr propósitos no siempre acordes con el bienestar del espectáculo. Citando de nuevo a mi finado amigo Gumer Días: “No hay plaza más conflictiva taurinamente hablando que Tijuana”. Esto nos debe conducir a concluir que algo estamos haciendo muy mal, muy grotesco y egoísta. La próxima corrida está programada para el 27 de septiembre, y veremos que sucede. Y digo veremos porque para lograr precisamente EL BIEN DE LA FIESTA, según “los conocedores” de la ciudad, hay que armar una revolución y volcar el mundo…Pues venga más desorden, al fin y al cabo NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA…O si?.

Deja un comentario