22 junio, 2021

MI AMIGO “EL GÜERO” MIGUEL ÁNGEL GARCÍA, UNO DE LOS MUCHOS HÉROES OLVIDADO A 35 AÑOS DE SU MUERTE.

Nace en México D.F. el 1 de octubre de 1929. Se forma como novillero en la ganadería de Heriberto Rodríguez vecina de Apan, Hidalgo, por lo que se le consideró en muchas ocasiones un hidalguense, de Apan…

Nace en México D.F. el 1 de octubre de 1929. Se forma como novillero en la ganadería de Heriberto Rodríguez vecina de Apan, Hidalgo, por lo que se le consideró en muchas ocasiones un hidalguense, de Apan… En esa población el señor Guillermo Delgado lo asigna como encargado de sus billares y le proporciona una habitación, permitiendo que –en sus ratos libres se dedique a la torería. Viste por primera vez el traje de luces en esta población el 21 de agosto de 1949, posteriormente debuta en la placita capitalina “La Morena” dándose a conocer como un torero valiente a carta cabal… El 30 de julio de 1950 se presenta en la plaza “México” causando sensación por su valor rayano, t rayando la en temeridad. Esta temporada torea dos novilladas más acusando un claro verdor, pero posee una personalidad que aunada a su valor, lo hacen un novillero carismático… Don Enrique Bohórquez, redactor del diario ESTO le recomienda volverse al campo a perfeccionar su oficio pero el empresario Alfonso Gaona –por su imán taquillero lo programa como base de cartel para la siguiente temporada novilleril… Miguel Ángel, un muchacho rubio, alto, delgado, no muy garboso pero con buena planta de torero. Su dejó al hablar es el del clásico capitalino de barrio: (¿No?)… Usaba el clásico copete, entonces de moda, simpático en su trato, con una sonrisa de niño, se hace pronto popular y atractivo ante la juventud. En 1951 torea nueve novilladas, sumando ya doce, y se convierte en el llena plazas; faenones y quites por gaoneras o por fregolinas espeluznantes, achuchones, cornadas y en ocasiones un temple exquisito, aumentan su atractivo sensacional. Alterna estos éxitos con “Curro” Ortega, Rafael García, padre de los “Querencia”, con “El Ranchero” Aguilar, con “El Callao”, con “El Piti” y con los españoles Julio Pérez “Vito”, Paco Honrubia, Jesús Gracia y Jerónimo Pimentel… Dos mano a mano, uno con “El Vito” y otro con el potosino Jorge Reina, “El Piti”, llenan la inmensa plaza de bote en bote. La tónica de “El Güero”: muchas vueltas al ruedo sin oreja, por sus fallas al matar, razón, motivo, por la que el doctor Gaona, el empresario, le escatima los justos honorarios: Mientras no cortes orejas no ganarás dinero…Cortó algunas pero el empresario prefería soslayarlo… Notable faena al novillo “Jaspeador”, de “La Laguna” de la que el juez escatima la segunda oreja… PARA LA HISTORIA: El 22 de julio de 1951 en el quinto novillo de nombre “Cuadrillero”, de “San Mateo”, que correspondía a Fernando de los Reyes, “El Callao”, Miguel Ángel hace un quite por gaoneras templado y estrujante por su quietud, que pone a la gente de pie… El público lo hace dar una vuelta al ruedo, interrumpiendo la lidia de su alternante, quien a la postre borda una faena grandiosa. Este quite originó que el Doctor Gaona encargara una pintura al maestro Antonio Navarrete de ese momento… Caso similar en otro quite por fregolinas a un novillo que correspondía al valenciano Paco Honrubia, en el que pasó a los medios a agradecer la ovación… 1952… el 15 de junio alternando con Alfredo Leal y Gonzalo González borda un faenón a “Muñeco”, de “San Mateo” sin cortar orejas por sus defectos al matar… Esta temporada corta varias orejas y muchas vueltas al ruedo y recibe una cornada del novillo “Chamorrero”, de “La Laguna” haciendo un faenón en la de la “Oreja de Plata” que por poco se la gana a Jorge Reina, “El Piti”. Siete novilladas y una más en 1953 que suma en su haber 20 en la México… Sólo Fernando de los Reyes, “El Callao” sumó más de 20 en esta plaza… Al mes de junio de 1953 parte a España a buscar más triunfos. En junio torea su primera novillada en Barcelona, después suma 13 novilladas en plazas de importancia como Sevilla y Madrid en donde corta oreja; Málaga, Valladolid y en Palma de Mallorca en donde corta en dos tardes cuatro orejas y un rabo… Inicia el año 1954 en Nimes para volver a Sevilla el dos de mayo de 1954 para lidiar una novillada de “Felipe Bartolomé” alternando con Paco Méndez y Pepe Ordóñez… Esa fatídica tarde al recibir con una larga cambiada de rodillas a porta gayola a uno de sus novillos recibe una cornada en la boca hacia el paladar. La punta del asta llegó hasta milímetros de la base del cráneo, causándole gravísimas lesiones. El parte facultativo, largísimo por cierto, describe pronósticos gravísimos y casi nulos las posibilidades de vida… Consternación en toda España, mayor de la que causa en México. Esta cornada, como casi siempre ocurre, le abre nuevas puertas y le llueven contratos. Después de “recuperarse” toreó una novillada en Roquefort, Francia; reaparece en Madrid el 5 de septiembre con gran éxito cortando la oreja a cada uno de sus novillos. Repite en Madrid el 16 del mismo mes y el 19 se despide como novillero en Vic Fezensac… ALTERNATIVA.- El 26 de septiembre de 1954 recibe la alternativa en Palma de Mallorca de manos de José María Martorell con Victoriano Posada como testigo, toros de “Ramos Hermanos”. Esa tarde al de la alternativa llamado “Parrero”, le corta una oreja y a su segundo, las dos y el rabo; cerró su temporada en Beziers el 3 de octubre cortando las dos orejas de su primer toro… Miguel Ángel gana en técnica, pues ya no le echan mano los toros con tanta frecuencia y mata mucho mejor. Confirma su alternativa en México el 16 de enero de 1955 con el toro “Trueno Verde”, de “Torrecilla”, de manos de Ricardo Balderas, hoy juez de plaza, y como testigo su primer padrino José María Martorell. Salidas al tercio en sus dos toros fue el resultado… En esta temporada 1955-1956 obtiene sólo algunas vueltas al ruedo y provoca la polémica entre los periodistas y los aficionados. Lo acusan de intercalar “chabacanería” en algunas de sus actuaciones… Para este autor, estas consistían en que Miguel Ángel pedía a su mozo de estoques le plantara un espejo para que peinara su rubio copete haciéndose pasar por un “dandy muy aliñadito”, para que instantes después se convirtiera en lo contrario: revolcado, rota la ropa, arena en la boca y con frecuencia apaleado y sangrando; situación premeditada para causar este efecto… En la provincia mexicana sólo se le ve en Morelia, Acapulco y Ciudad Juárez y en Xico, Veracruz… En 1956 vuelve a España y es incluido en “La Feria de San Isidro” en donde confirma su alternativa con el toro “Ratonero” de “Carlos Núñez”, de manos de Manolo Vázquez y el testimonio de Emilio Ortuño “Jumillano”. Continúa en su campaña española más o menos triunfal, con altibajos… Vuelve “El Güero” a México y termina el año 1956 con 19 actuaciones y en 1957 con 17 tardes entre la capital y la provincia y en 1958 sólo catorce… El 22 de julio de 1956 este autor tiene el privilegio de vestir de luces por primera vez. Mi primo, Jorge Aguilar, “El Ranchero”, y mi amigo Miguel Ángel que torean en Xico, mano a mano, con toros de “Piedras Negras”, me invitan de sobresaliente… ¡Qué dicha!… SECUELAS. Se empiezan a hacer manifiestas las secuelas de aquella cornada de Sevilla. Miguel Ángel sufría ataques de epilepsia y padecía dificultades al hablar… Estas circunstancias propician el declive definitivo de Miguel Ángel como torero y como humano. En su última corrida gloriosa en la plaza “México”, 3 de diciembre de 1956, mata una corrida muy fuerte de “El Rocío”, alternando con Dámaso Gómez que confirmaba su alternativa y “Curro” Ortega. Miguel Ángel corta las dos orejas del último toro tras una faena que sobrecoge de dramatismo al público, más que por emoción por la situación que a continuación se inserta sobre la nota del lunes, del libro, “Una cincuentona monumental”, de Medina de la Serna y Lic. Humberto Ruiz Quiroz, que redacta José Octavio Cano en el diario ESTO: Dirigida a Miguel Ángel… Con una nerviosidad terrible he seguido las incidencias de tu negativa a dejarte sacar de la plaza porque los médicos ordenaban que tú no estabas en condiciones para poder lidiar al sexto. Y sin embargo lo hiciste… Te impusiste a fin de cuentas sobre los gendarmes, sobre los médicos, sobre la multitud que acabó pidiendo que te fueras. Pero sigo creyendo que a pesar de todo, ni los médicos, ni la autoridad, ni nadie, debieron haberte dejado continuar. Los ruedos de las plazas de toros no deben convertirse nunca en piedra de sacrificios humanos. Lo que me parece necesario y urgente, por razones puramente buenas, es que por este año, al menos, te retires de los toros, Miguel Ángel. Tú necesitas rehacerte física y moralmente. Y digo moralmente, porque sé que los pitos que has escuchado en tardes anteriores te han herido (…). Creo que han hecho muy mal en traerte en estas condiciones, y sobre todo en haberte lanzado a los ruedos a una lucha desigual con los hombres y con los toros… En su crónica del lunes, Pocapena, hace el siguiente comentario: “Al torero no le convenció la opinión de los facultativos y volvió al callejón, donde su apoderado, amigos y compañeros pudieron apreciar, por incoherencias manifiestas en su conversación, que era un disparate salir a despachar el segundo suyo, último de la corrida y el de más peso, pues dio en la romana 540 kilos… El madrileño Dámaso Gómez había dejado buen sabor de boca ante la afición, pero el celo profesional de Miguel Ángel no permitía que aquel se le fuera por delante… A fin de 1958 Miguel Ángel desaparece del mapa taurino, pero este autor sigue sus pasos temporalmente: Se dedica a dar clases de manejo en un auto de doble control; lo que le permite mantenerse temporalmente. Supe también que dicho permiso le fue retirado. Se vuelve alcohólico, se pone hinchado, gordo y panzón; y hasta ahí… seguí su huella… Un 3 de septiembre de 1974 sufre en el popular mercado de “La Merced” un ataque de epilepsia y días más tarde, el 12 del mismo mes, fallece sin ser identificado. Al ser llevado a la morgue los practicantes de medicina indican a su maestro que parece tratarse de un torero pues le observan varias cicatrices en el cuerpo. El maestro, que llevaba alguna amistad con el cronista Pepe Alameda, lo llama y le pide reconocer la identidad de un posible torero. José Alameda lo hace y da parte del hecho a sus familiares y al público… Patético fin de un glorioso torero, envilecido entre huácales, ratas y cucarachas. Por su orgullo, amor propio o tal vez por su estado patológico, no se sabe que haya hecho del conocimiento de un taurino filantrópico su estado de desgracia. Carlos Arruza dio la mano organizando y toreando festivales benéficos para “Curro” Ortega, materialmente cosido a cornadas, otro para Carlos Vera, “Cañitas”, cuando le fue amputada una de sus piernas; y en España para el durangueño Guillermo Carvajal. Desgraciadamente Carlos se murió en 1966. Tal vez si conoce la situación miserable de Miguel Ángel, su fin no hubiese sido tan triste… FOTOS MAS TARDE.

Deja un comentario