24 junio, 2021

¡VAYA PAR DE…!

A finales de los años cincuenta y a las órdenes de un matador español, toreaba el orondo banderillero “Migueláñez”, en la plaza “México”…

A finales de los años cincuenta y a las órdenes de un matador español, toreaba el orondo banderillero “Migueláñez”, en la plaza “México”… Su maestría con el capote de brega y con las banderillas era pareja con su gordura. Esa tarde debutaba delante de la afición mexicana y, como siempre, no podía ser de otro modo, algún que otro guasón había en los tendidos… y. Cerró “Migueláñez” el tercio de banderillas con un par muy discreto, más efectivo que lucido. Acto seguido se oye una voz desde el tendido que le grita: ¡Vaya par!… Cinco veces seguidas se escucho el grito, a lo que “Migueláñez” mira al espectador que lo hacia y cuando iba a alzar la mano en señal de agradecimiento, el guasón termina la frase: <<¡ Vaya par....de nalgas, güey!>>

Deja un comentario