24 junio, 2021

LA FIESTA BRAVA MERECE RESPETO.

Desde tiempos inmemoriales en las ciudades y pueblos, a lo largo del territorio venezolano, se llevan a cabo fiestas patronales, llenas de arraigo, tradición e historia;

Desde tiempos inmemoriales en las ciudades y pueblos, a lo largo del territorio venezolano, se llevan a cabo fiestas patronales, llenas de arraigo, tradición e historia; bailes, desfiles, reinados, representaciones culturales, musicales y en algunos casos, las esperadas corridas de toros vienen a erigirse en el foco central, caso de Tovar, Valencia, Maracaibo, San Cristóbal, Mérida por citar las más significativas… Las corridas de toros, en cada feria, son el tema representativo y más atractivo en el desarrollo de las festividades. Independientemente de ser plaza de primera, segunda, tercera categoría o portátil, el respeto por el soberano debe ser máximo; recordemos que quién sustenta la fiesta es precisamente el aficionado y el público asistente… La Autoridad, escenificada en La Comisión Taurina y compuesta por Presidente, Veterinario, Asesor Técnico en materia artístico-taurina y los demás miembros, son designados por El Alcalde, ostentando su representación. Se entiende e incluso se da por hecho, que son nombrados precisamente por ser aficionados y conocedores de notoria y reconocida competencia, honor y responsabilidad… ¿Por qué nunca nos preguntamos cómo fueron designados para cargo tan importante y cuanto tiempo permanecen en él?… Poco o nada se analiza si son los más aptos o los más cualificados para poder desempeñarse con rigor, ortodoxia y honorabilidad… Cuentan con el poder de otorgar o no conceder trofeos al diestro o a la ganadería de turno… Lamentablemente, en muchas más ocasiones de lo deseable, no aciertan o no saben evaluar y medir con equidad, las actuaciones de toreros y el comportamiento de los toros… Se presentaron situaciones incluso en ferias de primera, de obsequiar y regalar vueltas al ruedo, orejas y hasta lo que resulta más insólito, indultos que ofenden a la ortodoxia de la tauromaquia y especialmente al respetable público; con ello lo único que se logra es un severo daño a la feria en particular, a la fiesta en general y un deterioro de la cabaña brava… La Ley Taurina en forma clara especifica: “En plazas de primera y segunda categoría, cuando una res por su trapío y excelente comportamiento en todos los tercios de la lidia, sin excepción, sea merecedora de indulto, al objeto de su utilización como semental y de preservar en su máxima pureza la raza, encaste y casta de las reses, el Presidente podrá conceder indulto cuando concurran una de las siguientes circunstancias: que sea solicitado mayoritariamente por el público, que lo solicite expresamente el diestro que se encuentra lidiando o que lo solicite el ganadero o el mayoral de la ganadería a la que pertenece el burel” .- En todo caso y en cualquiera de las tres circunstancias, siempre será el criterio de la Presidencia el que prevalezca, lo que significa que aún siendo solicitado dentro de cada una de las circunstancias expuestas, no tiene por qué ser concedido si el comportamiento no ha sido el adecuado en los tres tercios.-… Como es de conocimiento, todo el público que asiste a las corridas no es entendido y ello no deja de ser un punto crítico en cuanto a la petición de trofeos, debido a que se dejan llevar por la euforia del momento… En consecuencia se hace de suma importancia la elección de los componentes de la máxima Autoridad de las plazas de toros.-… ¡QUE DIOS REPARTA SUERTE!.

Deja un comentario