17 septiembre, 2021

UNA BUENA Y UNA MALA, LAS DOS SON DESDE TIJUANA.

SIEMPRE SI DE DARÁ LA CORRIDA DE TIJUANA… Tras una serie de negociaciones el XX Ayuntamiento de la ciudad Tijuana, Baja California, México, decidió dar su aprobación y revertir su criterio

SIEMPRE SI DE DARÁ LA CORRIDA DE TIJUANA… Tras una serie de negociaciones el XX Ayuntamiento de la ciudad Tijuana, Baja California, México, decidió dar su aprobación y revertir su criterio anterior para que se le celebre el festejo taurino de este domingo 4 de octubre en la plaza “Monumental de Playas de Tijuana”. El juez de plaza, Jaime González Cota, no estará en el biombo para dicha corrida por no estar de acuerdo con la desición tomada por el alcalde de ciudad, Jorge Ramos Hernández. Su lugar en el palco de autoridad lo toma Emilio Fernández. La corrida saldrá parchada jugándose toros de “Cerro Viejo” y de “Pilar Labastida”… Y AHORA… ¿QUE SIGUE?… Analizando la respuesta por parte del Ayuntamiento de proceder con la corrida de este domingo en Tijuana, lo más lógico es pensar: ¿Ahora que sigue?… ¿Quién es quién?… ¿Tiene caso que el Ayuntamiento nombre a un juez de plaza y a un “Comisionado Taurino”?… Lo curioso en todo esto es que la autoridad de inicio no se equivocó; quien sí lo hizo fue el empresario, inclusive hasta cierto punto lo reconoce y ese es el problema: Que no está viendo la consecuencia de sus decisiones. Por lo contrario, ahora sabe que basta con amenazar para que nuestro gobierno flaqueé y el empresario imponga su voluntad. Loable resulta que Alberto Bustamante en su papel de empresa hable de los empleos que se pierden en caso de que una corrida se cancele, pero… ¿Por qué pensó en ello hasta que se vio perdido y estaba frente a las cámaras?… ¿Por que no previó los daños cuando compró un encierro que sus mismos empleados, los que embarcaron la corrida, mencionan que le avisaron que esos toros no iban a pasar?… El problema se magnifica cuando se presume que Enrique Ponce visitará nuestra ciudad el 1 de noviembre. ¿Por qué?… Porque ahora serán dos quienes impongan sus voluntades. Ya veremos Ponce que corrida viene a matar, no en cuanto procedencia, sino en cuanto trapío y presencia. Eso sí sería una tristeza. Tampoco se trata que mate una de “La Soledad”, con respetos para el ganadero, o cosas por el estilo, pero si algo digno de quien viene cobrando $80,000 dólares. Es cómo pagar por ver cantar a Luís Miguel y soportar que sólo haga play back. Aparte creo que esto sale sobrando, para muestra basta un botón y cada quien sabe el sitio que tiene. Y lo peor es que no habrá autoridad que vigile y haga cumplir la encomienda de quien por voluntad propia y por obligación, lo nombró cómo su representante.

Deja un comentario