16 junio, 2021

LOS ABURRIDOS FINES DE SEMANA.

Fin de semana, día de lectura, día aburrido si es que no tenemos un buen libro, de televisión ni Dios lo permita, de encenderla nos saturaremos de patadas, de notas de corrupción, de ser testigos de estos permanentes derroches de gastos políticos

Fin de semana, día de lectura, día aburrido si es que no tenemos un buen libro, de televisión ni Dios lo permita, de encenderla nos saturaremos de patadas, de notas de corrupción, de ser testigos de estos permanentes derroches de gastos políticos, de publicidad elogiosa, y fastidiosa, de ver futuros gobernantes que nos llenan de cuentos, que nos quieren hacer creer que sus fantasías nos las tragamos de maneras infantiles pero sin embargo de maneras muy péndejas nadie levanta la voz, mas allá del entorno de una mesa atiborrándonos de café. Impuestos al impuesto del impuesto, todos impuestos “a webo”. Usamos un vano “guiri-guiri” que no nos deja mas que un desahogo estéril. Tenemos lo que permitimos y luego cual zarzamoras andamos llorando nuestras mariconas acciones… Recuerdo el siguiente chiste.
“Se encontraba una persona del Distrito Federal pintando sobre destartalado caballete un bonito jardín de uno de nuestros coloniales municipios, llega un vívales que se hace pasar como inspector de hacienda y le avisa que tiene que pagar un peso por flor pintada. De inmediato con la parte trasera del pincel se pone a señalar los claveles, rosales y hasta bugambillias de su obra, hace sus cuentas y le entrega 120 pesos. Al artista se le acerca una persona y le dice que eso es un robo, no existe impuesto por pintar y el emulo de Frida le contesta. Pues fue todo lo contrario, lo engañe, le dije que llevaba 120 flores y la verdad es que ya llevo mas de mil”.
Así estamos los mexicanos, nos imponen impuestos al por mayor pero se nos olvida todo con la ilusión de ir a comprar discos o ropa pirata, tequila “made in China”, y cositas mas, cositas menos, cosas desechables… ¡pero muy baratas!

Además, puedo apostar que ahora que ya llovió un poco, los programas de cuidar el líquido se archivaran hasta el año entrante. ¿Y la cosa esa de plantar árboles?
Ya pa´que, el presupuesto de ciertos municipios se encamina a “cobijar” campañas próximas, a dar sombra a los que deberían de estar “en la sombra” y con esa lana les “alumbran” el camino hacia sus sueños de poder. Árboles debíamos de plantar para tener suficientes sustentos de donde colgar a los corruptos, y lo digo de esta manera ya que son tantos que faltan esos soportes.
¡Y nos quedarían los espacios arbolados, esos tipejos existen de norte a sur y de oriente a poniente.
¡No lloremos como mujeres lo que no defendimos como hombres! ¿O serán las mujeres las que hagan con mas valentía, dignidad y patriotismo los urgentes reclamos!
Hoy escribo solamente esto, cuido mi escaso presupuesto, temo al ya cercano recibo de la luz, con ellos no se juega, prefiero dormir un poco, salir a ver amigos y familiares es imposible, tengo que cuidar el gasto de gasolina, quiero descansar, estar listo para que muy de mañana pueda asistir a la dominical misa y orar por estos pobres hombres que nos gobiernan, están ciegos, sorditos y mal de la cabeza, creen que nos caen bien, que las caras de risa que nos notan son de satisfacción, pobres ilusos, son de lastima, les aflora, se les nota ya que no pueden dejar ese vicio de creerse seleccionados nacionales… ratoncitos.
Ya hablaremos de toros el día de mañana, hoy fue de cabestros… Nos Vemos.

Deja un comentario