15 junio, 2021

SALVADOR VEGA TRIUNFA FUERTE EN ÚBEDA.

Corrida desesperante en tiempo y forma la vivida hoy en el cierre de la feria jiennense de Úbeda por culpa del ganado de “Apolinar Soriano”, flojos hasta la saciedad, descastados y desclasados

Corrida desesperante en tiempo y forma la vivida hoy en el cierre de la feria jiennense de Úbeda por culpa del ganado de “Apolinar Soriano”, flojos hasta la saciedad, descastados y desclasados con nobleza, excepto el quinto con peligro. La presidencia en toda la feria se le paró el reloj de los tiempos y a la empresa la comprensión y el detalle con los que van a trabajar y no a dejarse ver entre barreras.
De la corrida destacar a SALVADOR VEGA que venia a sustituir a Manuel Jesús “El Cid “y a fe que justifico su inclusión dos faenas de distinto corte y arte. La primera llena de temple y pellizco personal del torero con gusto y haciendo al toro al que metió en el canasto y templo en series muy lucidas destacando el cambio de mano y los redondos y un final con rodilla genuflexa y trimerazo de enjundia y belleza unido a una gran estocada arriba. En su segundo vimos a un Salvador Vega desconocido metido entre los pitones ante un toro mirón que buscaba las ingles y Vega estuvo quiso y pudo con él, un valor el mostrado por el torero que yo jamás vi. En él y hoy satisfizo al publico que le pidió la segundo trofeo no atendido por el Presidente, incluso se le pidieron dos vueltas al ruedo, en definitiva actuación mas que meritoria del andaluz.
ENRIQUE PONCE estuvo de enfermero en sus dos enemigos, llego al tendido por su empaque y honradez sobradamente contrastada y salio a hombros por dos faenas de enfermero al tener que cuidar a sus toros desesperadamente flojos y sin transmisión alguna se invento el triunfo contando con el favor del publico, sin mas.
JOSELITO ADAME corto una oreja de su primero por cumplir en todos los tercios tanto con el capote y quites y banderillas y faena sin llegar a romper pero rubricada con buena estocada. En su segundo un descastadísimo animal y casi a oscuras quiso y no pudo ser escucho palmas por su clarísima voluntad.

Deja un comentario