22 junio, 2021

INTERESANTÍSIMO CORREO DE IGNACIO RUBIO DESDE ARGAMASILLA DE CALATRAVA.

Argamasilla de Calatrava aporta soluciones al futuro de la fiesta nacional con consejos para los alumnos de las escuelas taurinas.

Argamasilla de Calatrava aporta soluciones al futuro de la fiesta nacional con consejos para los alumnos de las escuelas taurinas.
Un centenar de personas asistieron al acto organizo por la Peña Taurina “La Afición”, con el patrocinio del Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava, en cuyo transcurso fueron entregados diversos premios a los actuantes más destacados de los festejos que integraron la feria taurina del pasado mes de septiembre.
Cabe destacar en este sentido que el trofeo a la “Mejor estocada” fue para Víctor Ignacio; el de “Mejor faena”, Manuel Rodríguez; y el de “Mejor par banderillas”, Jesús Navas. El momento ganó en emotividad cuando los actuales responsables del colectivo taurino entregaron una serie de placas de homenaje a socios fundadores de la Peña, en 1983. Se trataba de Domingo Sánchez Navarro, Regino Jiménez y José Luís Ruiz. Todos ellos recogieron sus respectivos galardones de manos de autoridades presentes y ponentes intervinientes en la charla-coloquio que, previamente, se había desarrollado abordando el tema “La problemática de las escuelas taurinas”.
Moderada por el crítico taurino Enrique Moya, en la mesa redonda tomaron parte el promotor taurino Antonio Alegre, el también crítico Roberto García-Minguillán de Gregorio y Florencio Peña, presidente de la Peña Taurina “La Afición”.
Tras una breve introducción por parte de cada ponente, en la apertura del debate con el público tomaron parte algunos alumnos de las escuelas taurinas de la provincia ciudadrealeña. La línea de argumentación común giró en torno a las dificultades que tienen estos jóvenes para abrirse caminos para ser alguien en el mundo taurino, planeando en todo momento ese rumor de que incluso algunos han de pagar la oportunidad de participar en algún festejo reglado.
La rentabilidad de los festejos menores, el papel de la prensa o el interés del aficionado a la hora de asistir a festejos mayores salieron a colación en este debate, coincidiendo todos en que nadie, y menos chavales como los alumnos de las escuelas taurina, deben jugarse la vida por nada y, mucho menos, financiándolo de su propio bolsillo.
Durante las casi dos horas que se prolongó el acto, se convino también en la necesidad de dar más oportunidades a estas jóvenes promesas porque sin ellas la fiesta nacional no tiene futuro, algo en lo que se agradeció la contribución que siempre hace a este respecto el Ayuntamiento rabanero.
En el turno de conclusiones, Roberto García-Minguillán recomendó paciencia a estos jóvenes, indicando que acabará por llegar su momento y oportunidad, añadiendo que en las escuelas taurinas no sólo han de aprender a torear, sino a ser personas íntegras, algo que motivó para este crítico taurino una cerrada ovación de los presentes. También se aconsejó no dormirse en los laureles cuando se alcanzan las metas, porque si llegar arriba es difícil, el mantenerse lo es muchísimo más y bajar en el escalafón puede ser una cosa de un día para otro.
De forma paralela quedaba inaugurada en la propia sala de exposiciones consistorial una exposición fotográfica sobre los festejos taurinos de las Fiestas Patronales 2009 y público, premiados y ponentes compartieron un vino de honor en el “Centro Cultural”.

Deja un comentario