18 septiembre, 2021

SOBRE LA REAPARICIÓN DE MIGUEL ESPINOSA… DOS TARDES EN LA “MÉXICO”.

La televisión dio la noticia, es cierto, Miguel Espinosa Menéndez, “Armillita”, el menor de los hijos de don Fermín, “El Grande”, el también bien llamado “Maestro de Maestros”, vuelve a los ruedos a confirmar la alternativa a Cayetano Rivera Ordóñez en la plaza “México” el próximo 6 de diciembre.

La televisión dio la noticia, es cierto, Miguel Espinosa Menéndez, “Armillita”, el menor de los hijos de don Fermín, “El Grande”, el también bien llamado “Maestro de Maestros”, vuelve a los ruedos a confirmar la alternativa a Cayetano Rivera Ordóñez en la plaza “México” el próximo 6 de diciembre.
www.noticierotaurino.com llamó por teléfono a casa del torero, por el mismo escuchaba la grabación de “línea ocupada”, insistí, en una de esas escuche la inconfundible voz del torero, no contestaba, oía que daba ciertas indicaciones, “Chayito”, cuelga ese teléfono, van a mandarme un fax, estate al pendiente”.
Comprendí que Miguel a estas horas estará saturado con las llamadas de aquellas personas que ya se enteraron de la noticia, amigos, medios de comunicación, apoderados, empresarios, opte por marcar a casa de su hermano Fermín y a continuación lo platicado.
“Si Pedro Julio, a Miguel se lo plantearon desde hace aproximadamente veinte días, no antes, mas que pensarlo lo que hizo fue hacer ejercicio, ir a varios tentaderos y al ver que se sentía bien es que aceptó”, continua.
“Miguel me ha pedido que sea yo quien le de la mano en este regreso, que le represente, son dos tardes para la plaza “México” las que se han firmado, dos o tres mas por fuera y dependiendo de cómo se sienta pueden ser hasta el doble, no mas, esto es seguro”.
Desde luego que Miguel esta haciendo bastante ejercicio, toreando lo que puede, rigurosa dieta, entrenando de salón para irse “soltando”, para tener una feliz reaparición, lo hace por dos cosas. Por corresponder a la amistad con la familia Ordóñez y por gusto.
Fermín no dijo más, nosotros no preguntamos, no los saturamos de preguntas obvias, entendemos los momentos que estarán pasando, son momentos “de volver a empezar”.
La nota se confirma, la escuchamos de voz del apoderado, nos despedimos deseándoles la mejor de las suertes y que todo sea para bien.

Deja un comentario