RIVERA ORDÓNEZ: “ZAPATERO ES EL ANTITAURINO NÚMERO UNO Y EL MÁS DAÑINO”.

En una entrevista publicada el viernes en El Mundo, el matador de toros Francisco Rivera Ordóñez ha respondido a sus críticos defendido su profesión frente al acoso mediático, del que culpa a Zapatero, “el antitaurino número uno”. Dice que quiso reunirse con él y éste “dijo que no en rotundo”.
El torero habla claro en la entrevista en El Mundo publicada el viernes. Tal como se demuestra en la entrevista, hace gala de su etiqueta de torero “más mediático” respondiendo a sus críticos, defendiendo su profesión y, además, culpando al presidente del acoso a la Fiesta nacional.
Preguntado acerca de si considera que la fiesta pasa momentos delicados, Ordóñez dice que “es una contradicción que una plaza -en alusión a la Monumental de Barcelona- pueda cerrarse precisamente cuando está renaciendo, pero no deja de ser un arma arrojadiza, la máscara de un problema mucho más preocupante: Rodríguez Zapatero es el antitaurino número uno y el más dañino. Nada ha hecho a favor de la Fiesta. La ha menospreciado y minusvalorado. Ésa si me parece una cuestión grave. Y además me consta que ha hecho todo lo posible para que los toreros no lo visiten en la Moncloa”.
Es más, el torero, de 34 años, da pruebas fehacientes de ello, cuando queda muy poco tiempo para que Cataluña culmine la prohibición de la fiesta nacional. “Tuve ocasión de proponerle a un líder socialista la idea de organizar un encuentro con el presidente del Gobierno. A él le pareció muy bien, pero cuando se lo propuso a Rodríguez Zapatero dijo que no en rotundo. Me parece una actitud impropia de quien representa a todos los españoles”.
El torero recibirá el próximo martes la medalla de las Bellas Artes, por la que se declara “muy contento, muy ilusionado”. Sobre si cree que se repetirá la polémica levantada cuando se anunció la noticia, con críticas de otros toreros, ha dicho que “no sé si ocurrirá, pero no me interesa. Respeto todas las opiniones. Las hay que me sorprenden, desde luego. No se me ocurriría a mí nunca cuestionar que un compañero obtuviera la medalla. Se la daría a todos”.
Sobre la negativa de “Morante” a guardar un minuto de silencio en el aniversario de la muerte de “Paquirri”, Ordóñez lo considera “una falta de respeto. Y no hablo como el hijo de “Paquirri”. Me refiero a la deferencia y al respeto que se merece un torero que ha muerto en la plaza. ¿Qué más se puede exigir o pedir que dejarse la vida en la arena?”.

Deja un comentario