13 junio, 2021

ANTONIO VELAZQUEZ, “CORAZÓN DE LEÓN”… PARTE MEDICO DE LA CORNADA DE “ESCULTOR”.

Nacido en León, Guanajuato, tuvo la muy mala fortuna de que la tarde de su alternativa salieran “Clarinero” y “Tanguito” para que los inmortalizaran, respectivamente, “Armillita” y Silverio.

Nacido en León, Guanajuato, tuvo la muy mala fortuna de que la tarde de su alternativa salieran “Clarinero” y “Tanguito” para que los inmortalizaran, respectivamente, “Armillita” y Silverio. Para colmo, le correspondió matar a “Andaluz” que fue declarado el mejor toro de la temporada. El día de la alternativa, el 31 de enero de 1943 marca también el de su hundimiento.
Antonio “Corazón de León” era banderillero de la cuadrilla de Luís Castro, “El Soldado”. Abandonó los palos animado por José Pérez Montes “El Nili”, ex banderillero de Belmonte, y en seis novilladas se planta en el cartel de la “Oreja de Plata”, y la gana. Confirma en Madrid en la corrida de la Prensa de 1945, gusta por valiente y buen banderillero, pero…
Antes de ir a España ya había ganado la “Oreja de Oro” frente a “Cortesano”, de “Torreón de Cañas”, en festejo nocturno. A su regreso empieza a torear angustiosamente, resucitando el estilo de Balderas, acosando al toro y dejándoselo pasar cerca hasta limites insospechados, y así se institucionaliza el ensimismo.
El 30 de enero de 1958, el toro “Escultor” de “Zacatepec” le hiere horriblemente en “El Toreo”, ya en “Cuatro Caminos” alternando con Humberto Moro y José Ramón Tirado.
“Antonio Velázquez, ingresado en el cuarto toro de la tarde, sufre una herida de asta de toro de 12 centímetros de entrada por 18 de profundidad, con trayectoria ascendente, en la región submaxilar derecha, que interesa planos blandos superficiales, factura en maxilar superior derecho, perfora el piso de la boca, desgarrando totalmente la lengua en 3 porciones, fractura el paladar óseo maxilar sobre la línea media y el hueso etmoides, llegando al piso superior del cráneo. Pronostico, gravísimo”.
Se curó y siguió toreando. Murió al caer de la azotea de su casa en la avenida Mariano Escobedo, construyendo un piso más, mientras la enseñaba a unos amigos periodistas que habían acudido a celebrar los éxitos de su hijo José Luís en Venezuela. Era el 16 de octubre 1969. Tenía 47 años… Nos Vemos.

Deja un comentario