15 junio, 2021

INTERESANTE Y VALIENTE CARTA DE LA “PORRA MÉXICO. A. C.”.

LOS AFICIONADO DE LA PORRA MÉXICO, PREVIENEN DE LAS MAFIAS Y AUTORIDADES.

LOS AFICIONADO DE LA PORRA MÉXICO, PREVIENEN DE LAS MAFIAS Y AUTORIDADES. México, DF. A 12 de noviembre de 2009. www.toriles.com Alfredo Florez. D i r e c t o r.
Estimado y querido amigo, me atrevo a molestarte para dar cuenta de algunos hechos que lamentablemente se dieron en la inauguración de la temporada 2009-2010 éste domingo en la Monumental de Insurgentes y de la cual sufrimos en consecuencia algunos de los miembros de esta agrupación así como aficionados en general que nos hicieron ver su inconformidad.
Esto con el único objetivo de alertar a los miles de seguidores de tu portal y a los aficionados en general que tengan a bien venir a la Plaza México para disfrutar de este bello arte. Como es ya sabido por todos los aficionados de la capital, a las autoridades del gobierno del DF les importa menos que un cacahuate lo que suceda en la fiesta de los toros. Año tras año se han hecho diversos llamados desde diferentes frentes para que el Gobierno del DF apoye a la fiesta brava. Reclamos que por lo que se ve, no han tenido ni tendrán eco jamás. De hecho durante el año, se llegó a la cancelación de los festejos menores como un reflejo de desesperación de la empresa simplemente para ser escuchados por esta incompetente autoridad, misma que brilló por su ausencia acusando desinterés, poca importancia hacia las familias que viven de este espectáculo y una total falta de capacidad para entablar cualquier negociación o arreglo.
En los últimos dos años, se ha llegado inclusive ya no a pedirles apoyo; sino a exigirles que dejen en paz a la fiesta para que la misma se pueda desarrollar, surja y pueda enfrentar sus problemas por sí misma. Las autoridades del DF, hacen oídos sordos a este llamado y no solamente eso; sino que ahora, además de sus arbitrariedades e indiferencia; no conformes con eso, están perjudicando directamente a los que se supone deberían de defender, a nosotros los aficionados, a sus indefensos gobernados.
En que baso mi dicho, en dos hechos contundentes que vivimos en carne propia, que nadie nos contó y de los que lamentablemente sufrimos el pasado domingo. Fuimos víctimas de una de las dos mafias más organizadas que viven de los festejos taurinos con total impunidad y contubernio con las autoridades del DF.
La mafia de la reventa. Es imposible siquiera pensar en que alguno de los policías que “cuidan” que no se de la reventa haga algo para detenerla. Boletos de primer tendido de sombra en segunda fila eran “ofertados” por estos hampones hasta en $1,200.00 cada uno, cuando su precio en taquilla marcaba $375.00.
Lo más irrisorio –si se le puede encontrar la gracia a esto- es que los “ofertaban” frente a las narices de los policías que supuestamente estaban para evitarlo. Las transacciones las realizaban a escasos dos metros de las patrullas y de los agentes del orden público que hacían odios sordos y ojos ciegos a esta extraordinaria extorsión y robo en poblado –que no en despoblado- de estos oportunistas. Y cuando cívicamente te atreves a señalarlo como ciudadano que se formó en una taquilla por horas, la amenaza de la misma autoridad te deja indefenso, helado, boquiabierto, completamente vejado, por esta asquerosa mafia y te advierten con tolete en mano y palabras textuales.
¡Mejor no se meta y cállese!.
Si señores la misma autoridad; la que se supone que está ahí para cuidarte y protegerte.
Y entonces las preguntas obligadas serían. ¿Quién o quiénes se benefician de la reventa? ¿Las autoridades con quién están coludidas para dejar hacer a sus anchas a estos ladrones lo que se les venga en gana? ¿Quiénes son los altos mandos y que reciben al no detener a estos delincuentes? ¿Qué necesita nuestro jefe de gobierno el señor Ebrard para darse cuenta que la ciudad está comandada por un nido de verdaderas ratas?. Pero no termina esto ahí, la otra mafia, la más organizada, las grúas del DF y sus muy fieles lacayos o compinches los “franeleros con y sin placa”.
Otro gran negocio del gobierno capitalino en las inmediaciones de la Plaza son los franeleros sin placa, mejor conocidos con el famosísimo nombre de “los viene-viene”, quienes ofrecen a los incautos aficionados un lugar para estacionar sus vehículos. Los “viene-viene” argumentan haberse puesto ya “de acuerdo” con el sargento de las grúas y con esto aseguran que tu carro estará verdaderamente “bien cuidado” mientras disfrutas de una tarde de toros. Te cobran la módica cantidad de $50.00 por quitarte el huacal de madera que ocupa la calle y dejarte estacionar en su “apartado”. Si no eres tan inocente, le dices a este ladrón que se lo pagarás a la salida pero: ¡Oh sorpresa! ¡Cuando sales de la plaza no encuentras ni al franelero ni tu carro! Gozan de completa impunidad y segura protección de los policías a la redonda. Pero la cosa se torna verdaderamente delicada, ya que los mismos “guardianes del orden” o mejor dicho “franeleros con uniforme y placa” te indican en donde está permitido estacionarte, una vez estacionado en el lugar en donde ellos mismos te indicaron que está permitido, tienen la delicadeza de solicitar una “cooperación voluntaria” de $50.00″ para los refrescos y para “cuidarte” tu carro; pero después viene el golpe traidor al llamar ellos mismos a su compañero de asalto o robo, el grullero.
Cuando sales de la plaza, y no encuentras tu carro, la poca información de tu vehículo, te la proporciona un policía mal encarado –pienso yo por que lo hicieron trabajar en su sagrado domingo- en donde te indica a que depósito lo enviaron -eso si tienes suerte y tu vehículo verdaderamente no fue robado frente a sus narices-, pero si piensas que ahí se acabó el vía crucis estás en un error, el robo no se ha consumado todavía, apenas comienza el verdadero asalto. Te mandan al depósito de la calle de Canarios S/N en la delegación Álvaro Obregón, cuando llegas al depósito la puerta está herméticamente cerrada ya que su horario de “atención” es de 8:00 a 19:00 horas, el custodio se asoma por una rendija y argumentando que el sistema está “cerrado” y que no pueden hacer nada para que pagues la multa –si una multa por dejar bien estacionado tu carro en donde un oficial de la policía te dijo que lo podías dejar y para lo cual te pidió una “cooperación”- que asciende a $560.00 -por estar “mal estacionado” y por el arrastre del vehículo al corralón- hasta el día de mañana. Si eres un poquito insistente o lo suficientemente terco, viene entonces el ofrecimiento por parte de estos ladrones con placa, para proporcionarte la “ayuda” y que puedas sacar tu carro ese mismo día, claro está después de pagar la multa que no te quita ni Dios padre – si, esa misma multa que “no se podía” pagar en ese momento por no tener sistema y por haber terminado su horario de “atención”-.
La noche del domingo, en ese corralón había más de 200 carros detenidos, todos provenientes de la Plaza México, la gran mayoría de aficionados quien confiando en la policía fueron vilmente engañados, asaltados y robados por rateros con placa que sin ningún miramiento y con total impunidad hacen lo que se les ordena hacer. Sin considerar los demás depósitos que ocupan para las mismas tranzas y fechorías, no hay que ser un genio en matemáticas para saber el gran negocio que esto le representa al gobierno capitalino quien solamente en esas tres horas de “trabajo” lícitamente y con la multa en la mano, recibieron más de $110,000 pesos, habría que saber cuánto más entró esa misma tarde de “dádivas” que hayan podido acumular por “hacer su trabajo”.
Si así es, su trabajo es ¡Robar al ciudadano!. Esta es lamentablemente la manera que tiene el jefe de gobierno del DF de apoyar y de ayudar a la fiesta de los toros. Sabemos que este gran negocio del Sr. Ebrard quien como jefe de gobierno tiene toda la responsabilidad y culpa de que esto suceda, no se va a terminar, y no se va a terminar por que simplemente es la única manera en la que le interesa la fiesta. Hagámoslo que se interese en ella haciéndole perder este gran negocio. Hacemos desde esta tribuna un llamado a todos los aficionados a los toros para que tengan cuidado con estas mafias, no caigan en sus engaños, vayan a la plaza y disfruten de este bello arte sin ser sorprendidos por estos ladrones con uniforme. Un abrazo.
Porra México A.C. Eduardo Rodríguez Diez. Presidente.
NOTA DE www.noticierotaurino.com. Don Eduardo, leí con mucha atención su escrito y me uno a su reclamo. Viendo el lado positivo al mismo creo tienen ustedes una enorme oportunidad, como grupo unido, de manifestarse de una manera muy sencilla, lógica y entendible, simple y sencillamente no asistir a dos lados.
El primero es sacrificar algunos domingos y no asistir al coso. Duele pero es necesario en veces. “Ni todo el amor ni todo el dinero”.
La segunda es recordar, Ustedes y todos nosotros, que próximamente habrá elecciones, y… “En la guerra y en el amor…”, y manifestarles a estos señores que el pueblo es el que manda, ellos están a nuestro servicio y ya basta de tanto atropello, de tanta corrupción y de tanto desmán tan amparado por los altos mandos en todos los niveles, la solución esta en nuestras manos y si “la enfermedad” es mucha, se valen los grandes remedios, Usted lo entiende.
Le felicito por su valor cívico, ya es hora de vivir en paz y armonía, de pensar en un México honrado, de que les dejemos a los jóvenes el país que tiene todo en abundancia, irónicamente hasta sinvergüenzas, y nadie es mas responsable que nosotros mismos, un abrazo y espero tener el gusto de conocerlo personalmente la tarde que pueda conseguir un boleto en las taquillas, un boleto “sano”, yo como provinciano puede ser que evite las grúas y a sus gorilas, no los abusos y riesgos de los taxistas, y recuerde que estoy a sus ordenes. www.noticierotaurino.com. PJJV.

Deja un comentario