¿ES NEGOCIO EL TURISMO TAURINO?.

ANTES DE INICIAR, esa película que a finales de los años cincuenta hizo furor, “El Último Cuplé”, con Sarita Montiel y el matador Enrique Vera, la puede ver en el portal taurino hermano de esta columna, www.noticierotaurino.com.
DESDE LUEGO que no daré nombres, menos partidos, nombres los hay, y los hay por todos lados en estos momentos, partidos igual, yo padezco de daltonismo político, no distingo colores, tengo mi criterio, y como el voto, “mis dudas” de estas preferencias, son secretas. Vivimos tiempos de rebatingas por el puesto de la gobernatura de Aguascalientes y las alcaldías municipales, tiempos de promesas, “de sueños” que no llevan o dejan algo bueno al pueblo, solo son palabras y promesas “momentáneas”, lo de siempre, el cuento de nunca acabar. Poco acostumbro hablar de estos temas pero hoy lo hago por una duda que tengo desde siempre. ¿Entenderán las autoridades, presentes y futuras, que el turismo es un súper negocio?.
YO SÍ LO CREO firmemente, es un súper negocio, lo he escrito con anterioridad, tenemos playas, ruinas arqueológicas, hasta ruinas de criterios para llevar un país, selvas, bosques, cultura, folclore, tradiciones medio exoticonas que harto llaman la atención a los extranjeros, contamos con un sin fin de entretenciones que producen dólares, euros, chambas, comida y pocos le dan un capotacito a la alicaída fiesta brava. De plano no le tienen fe… ni memoria de que antaño las corridas de toros dejaban un montonal de dividendos y todos muy repartidos.
CASUALIDADES DE esta vida, hace tan solo media hora acabo de conocer a dos personas que promueven el turismo nacional, a la señora Laura Aguilar y a Miguel Reyes, me dio gusto saber que todavía hay personas que saben, creen y conocen que México tiene un potencial enorme de atraer divisas, que el petróleo solo nos da… dolores de cabeza, que dentro de este muy enorme “cuerno de la abundancia” hay lana bastante para hacer las cosas bien derechitas y nada malo es esperar alguna retribución.
PERO COMO hablaba de tiempos de promesas, de tiempos de box, por aquello de los golpes bajos, se vale soñar con que los próximos propietarios de las dos sillas más altas en Aguascalientes, la de la gobernatura y la municipal, se sepan asesorar de taurinos sanos y bien hidratados, no de los que llevan agua a sus molinos, y recuerden que todavía no hace muchos años tuvimos una feria hasta con 18 tardes y fueron 18 excelentes entradas, que para lograr esto hubo un respaldo de buenos toreros y empresarios que ya tenían su tiempo en estos menesteres y ahora, lo tengo y debo de decir, hoy la despensa taurina esta como la barriga de muchos mexicanos, vacía.
HACE MAS de una década que no hay un torero nacional que llene las ilusiones con las que asistimos a los cosos, la de ver a un triunfador con seriedad, con el toro-toro mexicano, con 480 kilos netos, con cuatro años, netos también, con cuatro puyazos y cuatro quites, con toreros que ganan cerros y cerros de dinero, sinónimo de que interesan y que hay para billetes para todos, no le hace salga el irónico “No Hay Billetes”, increíble, al no haber billetes los hay, sabrosísimo juego de palabras, que nuestra desgracia, el petróleo, se gaste en aquellos que se transportan a ver a sus nuevos ídolos, que los puestos de fritangas se vean abarrotados, que el campo bravo mexicano vuelva por sus fueros, que la memoria de los Llaguno, de los González, de los Hernández, de los Madrazo, de aquellos oros hombres de campo que con mas afición que conocimientos hicieron una ganadería hoy casi perdida.
EN FIN, sueños al fin, se vale soñar y prefiero despedirme antes de despertar a una realidad de tener que pensar, desde ahora, en quien votar dentro de un año, pedir a Dios que los taurino sea tomado mas en serio y en las oficinas de turismo lo vean como una real posibilidad de ingresar divisas a municipios, estados y hasta a PEMEX… Nos Vemos.

Deja un comentario