20 octubre, 2021

ADIOS 2009…

MUCHO DEBEMOS de escribir de los acontecimientos sucedidos en el año que esta por terminar, de todo existió, bueno y malo, es normal donde hay pasión y desde luego que la óptica de los acontecimientos es muy diferente.

MUCHO DEBEMOS de escribir de los acontecimientos sucedidos en el año que esta por terminar, de todo existió, bueno y malo, es normal donde hay pasión y desde luego que la óptica de los acontecimientos es muy diferente. “Nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira”. Bien podemos agregar que… “Cada quien habla de la feria según le va en ella”.
POR NUSTRA parte subrayamos cosas tan buenas como el triunfo de Arturo Saldívar en Madrid, un apéndice que vale su peso en oro molido, desgraciadamente en posterior tarde también pagó el tributo a la fiesta con una terrible cornada que materialmente le despedazo la vena femoral, herida de la cual esta en recuperación y con la mente repleta de esa locura desesperante de conocer la fecha en que vuelva a torear, la tarde de la reaparición que le inyectara mas bríos que cualesquier medicina. Caso muy similar el de “Angelino de Arriaga”, el novillero tlaxcalteca en similares circunstancias físicas. Este joven ya tiene fecha de reaparición, lo hará el 14 de febrero en tierras francesas y así comienza su temporada europea.
MARIO AGUILAR, otro que fue prospecto y hoy ya convertido en matador de toros, fue de los mexicanos que triunfaron por España. Saltamos de un caso al otro como los vamos encontrando en nuestros archivos mentales. Desde luego que lo mas negativo fue lo sucedido por Barcelona con esas descabelladas ideas de dar al traste con la fiesta de Cataluña, para acabar contradictoriamente con la tradición y la historia, duele ver estas situaciones en pleno siglo XXI y desde luego que la voz en su defensa llegó cuando los principales afectados, los toreros, tenían el agua llegándoles a la nariz.
NO VAMOS a pasar por alto esas incoherencias de las reapariciones en la plaza México, toreros que ya no aportan nada y puestos perdidos para la juventud, “Sabia virtud de conocer el tiempo; a tiempo amar y desatarse a tiempo; como dice el refrán; dar tiempo al tiempo”. ¡Oley don Renato!. Todos sabemos quienes fueron, de quien se trata, lo que desconocemos es por que ese afán de perder el tiempo.
VEMOS AFORTUNADAMENTE muchachos como Jorge Didier, Santiago Fausto, Sergio Flores, Alfonso Mateos, Jorge y Gerardo Adame, Jaime Ruiz, el mismo “Angelino de Arriaga” y pocos más, que pueden ser oxigeno puro para las filas de los novilleros.
CASO CURIOSO el del valiente Luís Conrado al que parece se agrega a “lo que el viento se llevó”, llegó o estuvo en el tiempo y lugar menos indicado, su administración o la indisposición con la empresa de la plaza “México”, que le cerró las puertas, nos dejan ver que se va, o se aleja y pierde, como vaya usted a saber cuantos están, o estuvieron en esa nefasta lista. Toreros a los que las circunstancias les ha dejado a la mitad del camino, gritos en el desierto que nadie escucha, esto me recuerda a Víctor Mora, matador de toros, que junto a sus compañeros Pepe López, Omar Villaseñor, Juan Chávez, José Mauricio, Fabián Barba y un puñado mas están en la lona cuando bien podrían estar en lo mas alto del candelero.
VÁLGASE EL palpable ejemplo de que se nos escapan de nuestra memoria varios nombres, cosa imperdonable si nos dedicamos a esto, imaginémonos las circunstancias que viven los aficionados y que basan su curiosidad en los casi nulos programas radiales y televisivos, sin omitir que la prensa escrita dedica un espacio mínimo al tema taurino, que las primeras páginas ya solo se “adornan” en las desgraciadas tardes que se suscitan percances, los triunfos son “prioridad” del último rincón… de la ultima página. Tan esto es cierto que el aficionado sano ha preferido ver las dominicales corridas bajando el audio de su televisor, a no ser de correr el riesgo de volverse diabéticos de las “enmieladas” crónicas que nunca jamás son apegadas a lo que se visualiza.
ESTA ES la fiesta que vivimos esta es por la que debemos todos de pelear regrese a la senda correcta y así aspirar a que disfrutemos de una fiesta con el toro, el que emociona, que provoca el interés de asistir a los cosos y contagiar y propiciar un ambiente para contar con nuevos aficionados, a los viejos ya no les interesa presenciar esas chuscas parodias con toreos recomendados, con retornos que invitan al infarto de quienes pretenden reverdecer laureles, de encierros menos agresivos que un bebé dormido después de amamantarse, de cínicos apoderados y empresas que cuales trabajadas mulas, o burros, solo llevan agua a sus molinos.
LA FALTA de espacio nos frena un poco y a partir de hoy iremos haciendo ese recuento de lo que vivimos en este 2009 que esta por dejarnos. Hoy el dolor nos afloró, a partir de mañana hablaremos de cosas más positivas, de las situaciones benéficas que todos deseamos ver y vivir, por hoy terminamos con algo de la pluma del sacerdote jesuita Ramón Cué y que habla de la seriedad que debe de imperar en la fiesta por los peligros que da el torear, el peligro que da y hacer las cosas como es el jugarse la vida todas las tardes.
¿TOREAR?. JUEGO entre dos: Tú y el toro. -Cuenta bien, olvidas otra: la muerte… ¿Torear?. Juego entre tres… -¿Qué sitio ocupa en la plaza?. – Suyo es todo el redondel. -¿Pisa el terreno del toro?, – y del torero también… Nos vemos.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com