5 agosto, 2021

AL PARECER EL ESTADO DE ORTEGA CANO VA VIENTO EN POPA… LOS TOROS “CON CUERNA”.

SE CREE que la gravedad de José Ortega Cano va cediendo, de buena forma se está acercando a las críticas 72 horas para conocer la realidad de su evolución y esto es alentador, victoria definitiva es imposible cantar, estos golpes son por lo general de muerte y el de Cartagena los recibió por cantidades industriales, desde luego que ya comienzan a salir los dimes y los diretes, que iba en estado etílico, que iba a exceso de velocidad, que es muy tonto para manejar y aquí lo importante es que salve su existencia.

SE CREE que la gravedad de José Ortega Cano va cediendo, de buena forma se está acercando a las críticas 72 horas para conocer la realidad de su evolución y esto es alentador, victoria definitiva es imposible cantar, estos golpes son por lo general de muerte y el de Cartagena los recibió por cantidades industriales, desde luego que ya comienzan a salir los dimes y los diretes, que iba en estado etílico, que iba a exceso de velocidad, que es muy tonto para manejar y aquí lo importante es que salve su existencia.
JOSÉ ORTEGA Cano nació en Cartagena, Murcia, un 27 de diciembre de 1953. En 1995 se casó con Rocío Jurado y se dice que a la muerte de ella el torero comenzó a tomar de más, motivo por el cual ahora se le achaca que en ese estado iba al momento del accidente, la Jurado murió en 2006. La pareja adoptó a dos niños colombianos y al parecer con el varón, José Fernando, ha tenido serios problemas, al grado de que le pide la parte que le corresponde de su herencia y regresar a su país. Sus cuñados han dicho que viene lo peor cuando se le tenga que avisar que Carlos Parra, conductor del vehículo contra el que chocó, perdió la vida en ese mismo lugar, Ortega Cano ha sufrido últimamente problemas cardiacos y de ahí el temor de una decaída moral que le pueda traer mayores complicaciones en su ya de por si delicada situación física y espiritual. Cambiando de tema…
HACE TRES días me llegó el chisme de que en cierta cafetería, de la calle Venustiano Carranza, acremente se criticó uno de mis escritos ya que decía en parte del mismo… “Astados con pitones”. Para cualquier persona que tenga un dedo de frente es comprensible que esto es correcto de mi parte, así se acostumbra decir, así se estila mencionar cuando un burel tiene amplia cornamenta. Para muestra bastara ver que, hablando de manera común para que estos cafeteros no se rompan la cabeza, muchos toros son rechazados ante la visible pobreza de cuernos, así sobrepasen la media tonelada de carnes. El trapío lo da la belleza en el conjunto de la morfología con la que fue dotado el toro o el novillo, proporción. Muchas veces al ver a una mujer de cara bonita y bajamos la vista, si notamos escases de formación en sus extremidades inferiores, decimos que “guapa pero sin pierna” y ni modo que vaya flotando.
POR ESTO mismo creo que el señor Mercado y fray Díaz Lara están equivocados rotundamente, si esto hubiera sucedido en un coso podría pensar que iban a reventarme, fue en la cafetería y de ahí no pasa, me tiene sin cuidado las opiniones de estas personas a las que por cierto jamás se les ve en una plaza de toros y por lo mismo no tienen ni la mas mínima autoridad para criticar. Y ya que hablamos de autoridades.
POR TODOS lados se comenta que en la próxima corrida que veamos en Aguascalientes habrá estreno del señor que se sienta en medio del asesor y del cambiador de suertes. Las cosas caen por su propio peso y un chisme más es que quieren ese posible hueco sea asignado a una mujer. No lo creo, sería cómico que no se permite el paso a las féminas al callejón y sin embargo se pretenda el espectáculo sea dirigido por una dama. No es racismo, me declaro a favor de que sea la mujer siempre y cuando el reglamento sea llevado con honestidad, tal y como debe de ser, sin irse a los extremos y respetando jerarquías, sin que la alcaldesa meta la mano ya en la plaza, que se intente darle una cierta seriedad a lo que se hace en Aguascalientes y cambiar la mala imagen que tenemos de que todo asistente va alcoholizado, que aquí es una pagaduría de favores y relaciones sociales, situación común que vemos cuando lo que sale por toriles es de risa, al momento de ver un toro cuatreño, con pitones, órale míster Mercado y compañía, a darme duro, en puntas, con el peso requerido en la fiesta mexicana, y provenga de una casa ganadera que conserve casta, ese día no importara si es mujer o un hombre quien se siente en el palco de la autoridad.
MAÑANA, SI otra cosa no sucede, terminaremos la entrevista que desde el más allá logramos con Rubén Salazar… Nos Vemos.

Deja un comentario