26 septiembre, 2021

APÉNDICES PARA LOS ALEJANDROS.

NI DUDA existe, el publico de Aguascalientes esta metido en la fiesta, tres cuartos de su aforo registró la plaza San Marcos para ver la novillada cuarta del serial y al novillero de Granada, España Alejandro Enríquez, al de la tierra Alejandro López y al tlaxcalteca Óscar Amador.

NI DUDA existe, el publico de Aguascalientes esta metido en la fiesta, tres cuartos de su aforo registró la plaza San Marcos para ver la novillada cuarta del serial y al novillero de Granada, España Alejandro Enríquez, al de la tierra Alejandro López y al tlaxcalteca Óscar Amador. La tarde fue ya extremadamente bochornosa, sin aire y con gran ambiente puesto por la concurrencia. Los de los herederos de doña Celia Barbabosa fueron parejos de presentación, cinco con dificultades para los espadas y dos permitieron más a sus lidiadores, bravos para los montados. Los del extranjero, los de lidia ordinaria, fueron los que presentaron más complicaciones.
ME GUSTÓ la labor del primer espada, Enríquez, de azul pavo y oro, se vio con bastante oficio, técnica, con futuro, quizás le falte un poco mas entender la embestida del novillo mexicano, acloparse a ella, se le vio técnica buena y les anduvo con sapiencia a los dos primeros, estructuró correctamente las faenas que sus enemigos le solicitaban, cierto que nobles pero sin raza como para poder ligarles tandas a las que quisiéramos ver, menos para andarles con confianza y sin embargo no se amilano, no satisfecho con el resultado obtenido, una salida al tercio en su primero, optó por regalar un séptimo de la misma procedencia y cortarle de manera correcta una oreja. Creo que merece repetir, obtuvo a pulso la probabilidad.
EL SEGUNDO de la tercia fue otro debutante, Alejandro López, de verde botella y oro, un joven lleno de afición, de valor y de deseos de sobresalir. Valiente a carta cabal, verde, si, desde luego pero palabra que no desentono, porfió en ambos y sobre todo en el quinto al que le cortó el auricular después de un pinchazo. En su primero había salido al tercio y aquí hay otro candidato para volver a verlo.
Óscar Amador, vestido de no se que cosa y catafalco, alumno del hoy abogado Mario Martínez, “Fierrerito”, ex matador de toros de Apizaco. Uno más que ha estado bien, uno mas que bien lo deben de reprogramar. Vi a Óscar con bastante actitud, un quite por saltilleras en el cual mostró que venia por todo, con la muleta le vimos diversidad pero sin salirse de la línea del joven que va por todas, al igual que sus compañeros de cartel. En su primero su mal manejo de la espada le quitó la posibilidad de recorrer la circunferencia con un trofeo en la diestra, sin embargo lo hizo sin ella. En su segundo el panorama cambio un poco y hubo de retirarse en silencio.
VIVIMOS UNA muy agradable tarde de toros, novillos en este caso, pero abandonamos la plaza con un sabroso sabor de boca, con ganas de que la empresa repitiera a la tercia, por ahí vi que los Alejandros medio que corrieron el riesgo de hacerse de palabras, el primer espada algo le dijo al segundo al estar picando al que abría el festejos, quizás pasó desapercibido por muchos pero el rápido momento fue frente nosotros y de ahí mi cuestionamiento. Alejandro Enríquez vuela hoy de regreso a su patria y ya veremos que es lo que dice la empresa en un futuro.
EL QUINTO cartel ya esta listo, novillos de La Alianza para Antonio Galindo, el español Luís Gerpe y reaparece Frausto… Nos Vemos.

Deja un comentario