COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUIS ESPAÑA. HA MUERTO PEPIN MARTIN VAZAQUEZ…

Queridos amigos, hoy mi intención era hacer un repaso, en mi comentario, de la semana taurina que termino, con el festival de los Gitanos.
Lo vamos a dejar a un lado, pues ayer, recién comenzado el día, nos dejaba un torero sevillano, un torero que a sus 84 años, aun era atención indiscutible en todos los aficionados a este maravilloso arte, un torero que vivía hace ya mucho tiempo alejado de la vida publica, y en los últimos años, una enfermedad, le mantenía recluido en su casa del aljarafe sevillano, bajo los amorosos cuidados de su querida esposa y de sus hijos. Un torero que solo necesito tres años para convertirse en un referente del toreo sevillano. Si, amigos, lo vamos a dejar todo a un lado, pues ayer se nos fue Pepín Martín Vázquez.
Nació en Sevilla, el 6 de Agosto de 1927. Su concepto del toreo, fue el mismo que el de Chicuelo, el de Pepe Luís o el de Manolo González, fino, alegre y adornado de una gracia, que le hacia único.Fue un excelentemente muletero, con un algo de clasicismo, que atenuaba, con su gracia autentica, el ritmo alegre de su original toreo. Esto le hizo ocupar los puestos de primera fila entre los matadores de su tiempo y dejar en la fiesta un recuerdo de artista netamente sevillano.
Pepín, el más pequeño de tres hermanos, toreros de alternativa, tuvo en su padre, el legendario matador sevillano, Curro Vázquez, su principal fuente de inspiración.
Debuto con picadores el 27 de Febrero de 1944, en Barcelona, con novillos del Duque de Tovar, formando terna con el peruano Alejandro Montani y Aguado de Castro. Después de torear 34 novilladas ese año Tomo la alternativa en Barcelona, el 3 de Septiembre, en una corrida de ocho toros de Alipio Pérez Tabernero Sanchón, actuando como padrino Domingo Ortega, y como testigos Pepe Luís Vázquez y Carlos Arruza.
Las tres siguientes temporadas fueron triunfales para el diestro de La Macarena, pero la verdad de su toreo jugo en su contra, lo que hizo que los toros le pegaran muy fuerte, y una grave cogida en Valdepeñas el 8 de Agosto de 1947, por un toro de Concha y Sierra, le hace cortar la temporada y no reaparecer hasta el 12 de Mayo del 48 en Barcelona. Esta cogida, junto a otras en Madrid y Peñaranda de Bracamonte en el 49, o Lima en el 50, marcan la carrera del fino matador de toros, que se retiro en 1952 y toreo su ultima corrida en Venezuela, el 22 de Febrero de 1953, alternando con Jumillano y Cesar Girón.
Pepín Martín Vázquez fue un torero adelantado a su tiempo, toreaba en los años 40, como se haría 25 años más tarde.
Desgraciadamente hay pocas imágenes de su vida profesional, porque realmente fue muy corta. En la película “Currito de la Cruz”, que él protagonizó, se puede ver a un Pepín Martín Vázquez en toda su plenitud, en unas imágenes de la corrida de Beneficencia en Madrid, del año 1947, en la que cortó cuatro orejas, y que sirvieron para inmortalizarle.
Descansa en paz, toreo, y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario