DOS MAESTROS APELLIDADOS ESPARZA MARTÍNEZ. “EL SANMARQUEÑO” Y “LA CHANGUITA”.

NI QUIEN lo dude, ambos han sido parte fundamental en el aprendizaje de muchos jovencitos que han soñado con hacerse toreros en Aguascalientes, hablo de los hermanos Vicente y Elías Esparza Martínez, los hijos de doña María y de don Vicente, consanguíneos también del ya famoso Daniel, “El Diablo”, el que vende capotes y muletas bajo el grito de que los adquieran para hacerse toreros y salir de pobres, el mismo que en el graderío a todo pulmón vende bebidas apendejadoras diciendo que se hagan borrachos y a él lo conviertan en hombre rico, por medio de sus consumos etílicos. Ellos, Vicente y Elías, fueron parte importante de la “Cuadrilla de Niños Toreros de Aguascalientes”, fundada a mitad del siglo pasado por don Jesús Alonso, el viejo guarda plaza del entonces único coso en esta ciudad y hacedor de toreros en todos los niveles. Pero vayamos a la parte central de esta columna, el homenaje, y el porqué del mismo, que se les rendirá en la quinta novillada, la del próximo domingo en la plaza San Marcos, dejando que ellos mismos nos lo cuenten.
AMBOS DOS, de niños toreros lógicamente que brincaron a las filas de los novilleros, sumando una muy buena cantidad de festejos, incluyendo la presentación en la plaza México y después de varios años en esas lides solicitaron su ingreso a la Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros. Cumplieron en este renglón y al paso de los años les fue entregado su retiro, como marcan los estatutos de acuerdo al tiempo permanecido en sus filas. Pero…
PERO HOY hablaremos del tiempo que le han dedicado a la enseñanza taurina, pudiendo asegurar que ellos son los decanos taurinos en el ramo en esta capital, precisamente el homenaje-reconocimiento es por cumplir 25 años compartiendo sus conocimientos a los infantes con esas ideas de hacerse toreros.
FUE EL desaparecido matador Salazar quien tuvo la quimera de enseñar a los muchachos que llegaban al viejo coso y continuar la labor que en su tiempo había efectuado el creador de la cuadrilla infantil, por cierto que él, Rubén, es hasta la fecha el único que ha dado a la fiesta jóvenes alternativados, cuatro años después los hermanos Esparza se unieron para compartir las asignaturas por ellos ya conocidas. Al paso de pocos años desistió dado a que nadie en lo absoluto lo apoyaba económicamente y su lugar de residencia era a un lado de la vieja hacienda de Peñuelas, su mala economía no le permitía darse el lujo de ir y venir diariamente. Vicente y Elías se quedaron al frente de las enseñanzas a los noveles.
POR TODOS es conocido que Vicente militó por muchos años en la cuadrilla del rejoneador potosino Gastón Santos, padre desde luego, y que Eloy Cavazos ha reconocido públicamente que Elías fue quien por primera vez le puso un capote de brega en sus manos, independiente a que Joselito Adame ha dicho algo semejante. La tarde de la despedida de Cavazos en esta ciudad, el nativo de Guadalupe, Nuevo León, le brindó la muerte de uno de sus enemigos como agradecimiento y constancia a lo acontecido hacían ya muchas primaveras.
MERECIDO ES pues el homenaje a este par de buenos amigos, pero, desde luego que existen otros toreros que se han involucrado en los menesteres escolares y todos tienen derecho a que se les reconozca, hoy son ellos, mañana puede ser uno más y por lo mismo siempre hemos tenido la certeza que el mal no está en los maestros, los administradores, ahora que hay nomina en donde están encuadrados, no han sabido rematar a tanto prospecto aun contando con cierto presupuesto, pareciera que al tener a un jovencito con futuro les estorbara y de inmediato airean la bolita, que por lo general se va fuera del país, y de pasada cambian los planes de los buenos maestros locales. Pero lo político no es tema para hoy.
VICENTE PUEDE presumir que sobrepaso los dos mil festejos en los que actuó como subalterno, los de Elías fueron menos, esto debido a que se le dio el retiro sindicalizado a causa de un golpe en la columna vertebral, del cual afortunadamente salió librado después de pasar por muchos dolorosos problemas, pero ambos continúan asistiendo diariamente, por las tardes, a compartir sus conocimientos a una buena cantidad de chiquillo que se hacen presentes en el ruedo del centenario coso sanmarqueño puntualmente todos los atardeceres.
EL DOMINGO pues la empresa y la afición les rendirán el reconocimiento que se merecen, el que se han ganado por su dedicación, paciencia y voluntad. Claro que nos unimos al mismo y a partir de mañana les estaremos compartiendo varias interesantes fotografías del paso por los ruedos de estos homenajeados.
LA NOVILLADA a lidiar, la de La Alianza, esta lista ya, desde hace horas su lugar de residencia, las corraletas del coso hoy tan mencionado, el vecino al jardín de San Marcos… Nos Vemos.

Deja un comentario